La era de Wikileaks

Marzo 31st, 2011 mariaperezferrera No comments

Muchos han hablado y lo seguirán haciendo del contenido suministrado por 250 mil cables. Una herramienta que ha permitido poner en jaque a la diplomacia ´más segura` del planeta, Estados Unidos. Para la elaboración de este análisis he empleado material extraído de artículos de prensa publicados en diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales y, también, he accedido a diferentes referencias bibliografías para fundamentar el contenido de este ensayo.

***

“Ellos ponían el dominio para probar que los defensores de la democracia y la libertad global no son diferentes a un Chávez o a un Kirchner a la hora de defender sus estructuras mafiosas del escrutinio público”. Son palabras del propio fundador de Wikileaks, Julián Assange. Un joven empresario inquieto a quien el 18 de octubre de 2010, Suecia le denegó el permiso de residencia. Un hecho que podría pasar desapercibido si no se tratase de una de las figuras más conocidas en el panorama internacional actual. Incluso, según el último Barómetro del Real Instituto Elcano (BRIE) sobre la valoración de líderes internacionales, Assange se sitúa junto a la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente estadounidense, Barak Obama, como uno de los rostros más valorados por los españoles a escala mundial.

A pesar de este dato, Assange se encuentra perseguido por el gobierno de los Estados Unidos. Algunos políticos estadounidenses que se erigen como proclama de buena conducta; piden a través de sus redes sociales que “la Administración Obama capture a Julián Assange, ya que debe tener la misma urgencia que perseguir a Al-Qaeda y a líderes talibanes”. Una postulación realizada por la ex gobernadora de Alaska y ex candidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos, Sarah Palin.

Una solicitud que no queda en saco roto, ya que el Pentágono ha puesto a trabajar a un equipo de 120 personas para frenar los efectos de las filtraciones realizadas por Wikileaks. Un caso que ha sido tildado por algunos expertos como el nuevo “cablegate”.

Desde finales de 2010, miles de páginas de periódicos de cinco países, entre ellos España y el diario ´El País, en concreto, han desvelado día a día informaciones que tenían como principal protagonista a la superpotencia mundial en decadencia, Estados Unidos y el mediador entre los medios de comunicación (el cuarto poder) y Estados Unidos, Wikileaks, capitaneado por Julián Assange. Un sitio en Internet donde se publica informes anónimos y todo tipo de documentos que se pueden incorporar a la página sin tener que revelar la identidad de los responsables.

Los cables, de la discordia, estaban repartidos por las embajadas americanas y han servido para liderar la mayor filtración de la historia con más de 250 mil documentos que destapan un espionaje sin límites. Ahora toca plantearse una pregunta: ¿dónde está la transparencia y la ética de los gobiernos? Un bloguero advierte de que “puede ser discutible cómo se obtuvo la información e incluso el alcance de lo publicado, pero no la necesidad de conocer la verdad”.

No es el único. El cable 240473, escrito por embajador norteamericano el 17 de diciembre de 2009 –solo unas horas después de la caída de uno de los mayores narcotraficantes mexicanos, Arturo Beltrán– levanta un polvorín de reacciones en el presidente de la República Federal de México, FelipeCalderón, quien reconoció en Washington su malestar con el diplomático por sus críticas al Ejército por su actuación “dudosa” en esta detención. No obstante, el presidente, Obama, ha lamentado en conversaciones telefónicas con Calderón la publicación de los documentos filtrados por la organización de Assange.

El ex periodista del diario Clarín, Roberto Guareschi, considera que las filtraciones “son las más importantes de la historia de la diplomacia y, tal vez, del periodismo por su profundidad y amplitud”. Y es que para el ex secretario de redacción de este periódico, “Wilkileaks ha hecho un bypass a los grandes diarios tradicionales del mundo, los ha desnudado en sus carencias”.

En estos momentos se abre un debate bastante interesante al que tienen acceso toda la ciudadanía, sin restricciones. Todo esto sucede cuando el periodismo se encuentra en un fuerte proceso de transformación, en el que “las estructuras de poder sientan el hoy y el mañana sobre las telarañas del poder económico”, según el profesor de Estructura de la Información de la Universidad de Sevilla, Ramón Reig.

No obstante, existen aquellos que se muestran inquebrantables en sus pensamientos. Para el docente e investigador español especializado en medios digitales, José Luis Orihuela, “Wikileaks no es periodismo, ni la publicación de los papeles del Departamento de Estado es un triunfo del periodismo, aunque estamos ante uno de los mayores retos recientes para demostrar la eficacia y la importancia del periodismo”.

Hay algo que sí es cierto, y es que existe una organización que ha ´sacado los colores` al mayor exponente de seguridad del planeta: Estado Unidos. Ahora, los ciudadanos de a pie han pasado a formar parte activa de este proceso de cambio –un giro que está experimentando en estos precisos momentos el mundo árabe–, ocupando un lugar cada vez más amplio en la imposición de la agenda global y, por eso, de la construcción del discurso público.

A partir de ahora, ¿cuál es el papel que debe afrontar el Periodismo? El modelo de negocio empresarial que impera en todos los rincones del mundo está disgregando a la opinión pública y está dando paso a una nueva forma de establecer lo noticioso. Inmersos en la era digital, algunos son esclavos de sus propias premisas: la inmediatez. Un valor añadido que está sembrado la duda en aquellos que sustentan el poder político, arrinconados por el contrapoder: el poder económico.

Referencias:

www.elpais.com

Bibliografía:

URÍAS, JOAQUÍN (EDITORIAL TECNOS, 2003), Lecciones de Derecho de la Información

Categories: Wikileaks Tags:

Cazador ¿Cazado?

Marzo 31st, 2011 jacquelinerodriguez No comments

Estamos viviendo momentos de cambios y transformación en el mundo muy importantes.   En los últimos tiempos, asistimos a tres importantísimos procesos de cambio que sientas las bases de una nueva sociedad.  Primero una sociedad internacional en la que han entrado en escena diversos actores entre los que se encuentran los individuos con un protagonismo y poder creciente.  Segundo, unas relaciones internacionales que ya no se encuentran condicionadas al tiempo y al espacio, rompiendo así dichos condicionantes que figuraban como obstáculos de la actividad humana y por último, la transformación de un sistema de diplomacia bipolar a otro unimultipolar.  Además de estos tres procesos de cambio, está el convencimiento  ahora mismo no solo de la existencia de una superpotencia, Estados Unidos, sino también en otras fecetas la existencia otras potencias.

Así las cosas, no solola superpotencia se está viendo salpicada por el escándalo de los documentos revelados por JULIAN ASSANGE y delportal de Internet WIKILWAKS, creado por él, que ha revolucionado la percepción que la sociedad tiene de sus gobiernos, la forma de entender el periodismo 2.0, y sobre todo la visión de un mundo llenos de trampas y secretos que no es lo que parece a simple vista.  Las tramas ocultas del poder, las maniobras de los grandes bancos, hipocrecía de los que más poder tienen, criminales de guante blanco, ejecuciones de presusntos enemigos, espías disfrazados de embajadores, diplomáticos al servicio de grandes empresas, terroristas al servicio de los gobiernos, etc.  Las filtraciones  de telegramas y documentos, de carácter no secreto, confidencial y secretos, afectan además a un gran número de países, enttre ellos Afganistán, Alemania, Arabia Saudía, Argentina, Australia, Bolívia, Bosnia Herzegovina, Brasil, Canadá, Chile, China, Colombia, Corea del Norte, Corea del Sur, Cuba, Ecuador, Egipto,  Emiratos árabes Unidos, ESPAÑA, Francia, India, Irán, Israel, Italia, Japón, Kosovo, Kuwait, México, Nicaragua, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú, Reino Unido, Rusia, Serbia, Siria, Sudáfrica, Turquía, Túnez, Uruguay, Venezuela y Yemen.  Como puede apreciarse, la pólvora se ha extendido por todo lo largo y ancho del planeta, quitándo velos de muchos ojos vendados por largo tiempo y quién se atrave a  dudar, que tal vez todo lo que está saliendo a la luz, gracias a la astúcia, atrevimiento y valentía (que tal vez les salga muy caro) de esta organización sin fines de lucro como lo es Wikileaks,  haya sido la gota que revozará el vaso en Túnez, Egipto, Siria y Yemen, por ejemplo.

Precisamente, lo hasta aquí desarrollado tiene coincidencia entre el protagonismo de los individuos en el escenario mundial,  por un lado Assange y las revueltas de millones de ciudadanos cansados de las sinverguensuras de sus gobernantes y por otralado, la inmediates con la que se ha producido la noticia, que ha roto realmente los condicionantes otrora presente como son el tiempo y el espacio. Los actuales sistemas de comuicación abiertos a todos han convertido a los seres humanos en mucho más competentes para valorar situaciones internas e internacionales.  Y es allí donde se concentra la fuerza con que Estados Unidos ha recibido el primer golpe de quien sabe cuantos recibira, de esos muchos enemigos, no se sabe si tan ocultos, actualmente conspiran para dar a conocer las travesuras del más travieso de la clase.

La filtración de  miles de doccumentos por parte de Wikileaks sobre la guerra de Irak y Afganistán, pusieron en evidencia ante la comunidad internacional las tácticas empleadas en algunas ocasiones por el ejército estadounidenses, salpicando también su diplomacia al hacerse públicos cerca de 250.000 cables realizados por embajadores norteamericanos.    El fundador de Wikileaks, Julian Aassange, señala  que los documentos de la guerra de Irak publicados reflejan la verdad sobre aquella guerra, que las autoridades estadounidenses dejaron sin investigar cientos de informes que denunciaban abusos, tortura, violaciones e incluso asesinatos perpetrados sistematicamente por la policía y el ejército irakí, aliados de las fuerzas internacionales que invadieron el país.  Los informes,  apoyados por  evidencias médicas,  describen situaciones de ciudadanos conlos ojos vendados, maniatados, recibiemdo golpes, latigazos y soportando descargas eléctricas.  Todo ello con conocimiento del Pentágono, de las autoridades militares y políticas de los Estados Unidos y también de otras fuerzas internacionales que han participado en la  Guerra de Irak.  Por esa razón, no hasy ninguna sorpresa que Wikileaks haya sido recibido con hostilidad por los políticos y hombres de Estado norteamericanos, pero aún así las amenazas que se han proferido ensu contra han ido más lejos de lo que cabría esperar.  El profundo daño causado a la política norteamericana se refleja en la forma como han reaccionado la mayoría al referirse a la venganza como lo ha hecho Sara Palin al hacer el llamado de persecusión para Assange con las misma saña que Al Qaeda y los Talibanes, o como lo ha hecho también Mike Huckabbe, que fue candidato en las primeras republicanas, declarando que Assange debería ser juzgado por traición y ejecutado.  Por su parte, Hillary Clinton úna vez informada sobre la situación comienza a llamar a los líderes del mundo para prevenirles de que en los próximos días verán publicadas historias que pueden no ser de su agrado. Algunos lo encajan bien. Para quitarle hierro al asunto, uno de ellos diece a la Secretaria de Estado: No se preocupe, debería oir lo que nosotros decimos de usted.

Es indiscutible que se abre una nueva etapa en el sistema de la diplomacia internacional, pero seguramente muchas cosas se mantendrán, pero los ciudadanos seguiremos a tentos a todos los acontecimientos relacionados con Assange y los procesos judiciales en los que se encuentra inmerso, pero también es cierto que cuando llegue el punto álgido de la cuestión y Estados Unidos pretenda que no salgan más secretos a la luz, Assange hará su última jugada y presionará al gobierno norteamericano para negociar su libertad, sacando esa tarjeta que guarda bajo la manga como es el resto de documentos que la organización ha colgado en la página web piratebay.org, que es así como su seguro de vida, que Wikileaks facilitará la clave para abrir el archivo INSURANCE.AES256, una nueva filtración con miles de documentos. Finalmente, se hace presente el tercero de los procesos de cambios en las relaciones internaciones, el convencimiento de la superpotencia, Estados Unidos,  que el actual sistema de la diplomacia ya no es bipolar sino unimultipolar.

Se ha subido el telón y la escena que se observa es la del cazador preparando la red, camina despacio, asechanso a la victima, intentando no hacer ruido, pero su presa ahora ocupa su lugar.

Webgrafía:

Categories: Wikileaks Tags:

Sin novedad en el frente: Wikileaks, diplomacia y medios de comunicación.

Marzo 31st, 2011 pedrogonzalez 1 comment

SIN NOVEDAD EN EL FRENTE: WIKILEAKS, DIPLOMACIA Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Pedro González de Molina Soler.

Palabras clave: Diplomacia, medios de comunicación, Wikileaks.

0. Introducción.

Hemos asistido hace poco a un circo mediático con ocasión de la mayor filtración de documentos secretos de la historia, a cargo de un distribuidor, Wikileaks, y procesado, filtrado y dado forma por varios periódicos del mundo occidental, en los que podemos destacar a The Guardian, Die Spiegel, Le Monde, El País, The New York Times, entre otros.

Algunos expertos han afirmado (no sabemos que han hecho para que se les considere expertos), que después de estas filtraciones hay un antes y después para el periodismo convencional (o tradicional) y para la diplomacia. Una vez que los trapos sucios del poder en uno de sus brazos ejecutores ha sido denunciado, los gobiernos iban a verse obligados a rectificar su manera de hacer diplomacia y política internacional, pasando de el secretismo más absoluto y de la realpolitik, a una política más transparente y más basada en principios éticos y morales. La pregunta que nos hacemos. ¿Realmente esto se ha logrado? ¿Hay un antes y un después de Wikileaks?

Estos mismos expertos comentaron que estas filtraciones volvían a colocar a los medios de comunicación, y en especial al periodismo, en la posición que deberían de tener, la de la conciencia crítica de la sociedad, la del control del poder, la de paladín de la sociedad ante los poderosos. ¿Esto realmente ha ocurrido? Está claro que los medios de comunicación a día de hoy son menos libres que hace 50 años, los costes de publicar un periódico, a pesar de el estancamiento de sueldos o la bajada de los mismos de los empleados, a subido de forma espectacular haciéndose necesario una fuerte inversión que sólo se puede acometer a través de la introducción de la publicidad. Esto provoca a la postre que gran parte de la independencia del medio se vea en entre dicho por quienes financian el periódico poniendo sus anuncios, marcando, en gran parte, la línea editorial y el posicionamiento ideológico ante determinados asuntos. Si además contamos que el empleo de periodista se ha proletarizado, a base de un aumento continuo de precios de casi todo los productos y una bajada de los sueldos, ha hecho que estos sean más maleables al poder dentro de el periódico, cortándoles mucho las alas. No son buenos tiempos para el periodismo, el exceso de trabajo, echar mano de agencias, la falta de imaginación, el poco riesgo que quieren correr los empresarios e inversores, las cortapisas de los anunciantes, las presiones del poder y la elevación de costes ha hecho que los tiempos del caso Watergate hayan pasado a la historia. ¿Wikileaks revivirá este periodismo moribundo?

Estas preguntas me propongo responderlas al final de este artículo.

1. El caso español: Wikileaks y El País.

En nuestro país el periódico que ha sacado las filtraciones (y traducido al español) ha sido El País. Este periódico pertenece al grupo PRISA, de un matiz ideológico del centro-derecha laico con ciertas preocupaciones sociales, lo que se sueles llamar ¨capitalismo de rostro humano¨. De hecho esto se demuestra viendo a que políticos o facciones dentro de partidos apoya El País, a Gallardón dentro del PP, a Felipe González en detrimento de Alfonso Guerra en los 90 en el PSOE, a Gerardo Iglesias en contra de Santiago Carrillo en el PCE, a Almunia frente a Borrel en el PSOE y a Rubalcaba a día de hoy en el PSOE también. Exceptuando al PP, en todos los partido de izquierdas en este país siempre ha defendido al ala derecha, los de la ¨ tercera vía ¨, basicamente los social-liberales dentro de PSOE y los pro-IU dentro del PCE.

Con la nueva dirección de el hijo de Polanco ha habido un giro mayor a la derecha, demostrado por la política de la equidistancia en sus artículos de opinión y el tratamiento de las noticias. Por ejemplo, la mayor parte de las noticias que ocupan la sección nacional del periódico desde hace un mes y medio es el de la sucesión de Zapatero en Rubalcaba, su favorito, como si las cosas cambiasen tan radicalmente de un día a otro, y no se estuviese tratando de crear expectación y hasta casi ansiedad con la susodicha ¨ sucesión ¨ (como si de un monarca se tratase), lo cierto es que parece que es la única noticia importante junto con los casos de corrupción de todo este país, dando, por supuesto, una visión sesgada e interesada de la realidad.

1.1 Noticias que se han presentado.

Podemos dividir las noticias sobre Wikileaks publicadas en El País en dos apartados que ponemos a continuación, en el primero son las noticias que parece que tienen relevancia pero no dejan de ser anecdóticas, vacías de contenido. Las segundas si tienen mayor relevancia, pero su tratamiento va dirigido a dar mala imagen hacia ciertos sectores del partido gobernante, o ministros del mismo, no le quita que posean cierta parte de veracidad, pero están tratadas las noticias con cierta ligereza, de hecho en absoluto están contrastadas, con lo que ello conlleva.

1.2 Noticias anecdóticas.

Gran parte de las noticias que se presentaron revisten interés nulo, ya sea por la irrelevancia de la información o porque ya lo sabíamos, pongamos ejemplos; las noticias sobre las fiestas salvajes de Berlusconi, o los retratos de la diplomacia de EEUU sobre los distintos mandatarios, como por ejemplo Putin o Gadaffi, no dejan de ser información más adecuada a la prensa rosa de la política que a un periódico que se precia de ser serio. Las otras noticias irrelevantes son, por ejemplo, las de la guerra de Irak, donde se nos decía que todo era un montaje. (¿En serio? Nunca me lo habría imaginado, me han iluminado).

De hecho, resulta curioso que de 250000 mensajes confidenciales estos haya ocupado gran parte de las portadas o páginas de este periódico. Podríamos entrar a valorar sobre la elección de contenidos, que responden claramente a una opción ideológica, como trataremos de demostrar en los siguientes apartados.

1.3 Noticias importantes.

En esta sección nos encontramos con algunas noticias que si revistieron alguna importancia. En nuestro país demostraban, supuestamente, la complicidad de la autoridades españolas con los vuelos de la CIA, o la obsesión del Gobierno del PSOE por recuperar la confianza y amistad de la Administración Bush tras la salida de las tropas de Irak tras las elecciones generales que llevaron al PSOE al poder, tras 8 años de Gobierno pro-EEUU del PP con su política Atlántica. Quizás la noticia más preocupante fue la del espionaje por parte del Gobierno de EEUU a los funcionarios de la ONU, entre ellos a Ban Ki-Moon su secretario general, sin embargo pocas consecuencias políticas ha tenido, más allá de un descrédito generalizado a los métodos empleados por EEUU en su política exterior e interior.

Curiosamente estos cables dirigen sus dardos hacia el Gobierno del PSOE y ministros no afines a el grupo PRISA, al igual que contra la Administración demócrata de Obama, que se ha encontrado con esta bomba de relojería. Resulta muy esclarecedor que a pesar de que muchos de estos cables se tenían de antes, se haya elegido este momento para sacarlos a la luz pública. ¿No tendrá que ver con las reformas planeadas sobre el sector financiero por Obama verdad?

En nuestro caso se deja en mal lugar la gestión del Ministro de Asuntos exteriores, Moratinos, del Ministro de Defensa y del propio presidente del Gobierno. Justo en el momento en el que más hincapié hace El País en el ¨ debate sucesorio ¨, donde El País apoya con descaro a Rubalcaba.

2. Las consecuencias de las filtraciones:

Esto nos lleva a las preguntas que nos hicimos al principio y a cuales han sido las consecuencias de estas filtraciones tan importantes.

La primera consecuencia es que el bombardeo al que se han visto sometido los lectores sobre Wikileaks, esto ha producido dos efectos principalmente. El primero es que el exceso de información produce desinformación, y el segundo es consecuencia del primero, al no tener tiempo para asumir lo que se publica, e interiorizarlo, ha producido un perverso ¨ mal de Stendhal ¨ (solo que sin belleza de por medio). También ha tenido como consecuencia la demostración palpable de la falta de ética en el periodismo, ya que el exceso de rapidez en la publicación de dichos cables, y su manipulación, ha demostrado la falta de contrastación de fuentes y la búsqueda de titulares sensacionalistas. Han perdido una gran oportunidad de haber hecho periodismo de calidad y devolverle credibilidad a la profesión tradicional, vender periódicos ha pesado más que una producción de calidad, la vente de audiencias a los anunciantes ha primado mucho más, como diría Noam Chomsky en la Gran idea, ya que a fin de cuentas estos pagan las facturas.

3. Conclusión: ¿Qué ha cambiado con Wikileaks? Dificultades de hacer una valoración histórica.

Es difícil aseverar cual ha sido el impacto de Wikileaks a nivel histórico, ya que como ha sucedido hace poco no tenemos la suficiente perspectiva para poder juzgarlo de manera científica o valorarlo en su justa medida. Si nos ajustamos a lo que ha ocurrido hasta ahora las consecuencias son pocas, en EEUU ha supuesto un duro golpe a la Administración Obama aprovechado por la derecha y extrema derecha, como el Tea Party, para tratar de eliminar cualquier propuesta que suene a progresista emanada de la Casa Blanca (y de los demócratas), en España le ha dado armas al PP, pero las consecuencias políticas han sido casi nulas, la Crisis que golpea a nuestro país oscurece el daño político y de imagen del Gobierno del PSOE.

La diplomacia continua sin demasiados cambios, la demostración de esto es Libia, la realpolitik donde priman los intereses sigue totalmente vigente, los principios son inexistentes o se dicen en los discursos ¨ oficiales ¨ sin ser creídos por quienes los pronuncian, ni por supuesto ser seguidos por ellos mismos. Lo que si va a suponer es un gasto mayor en protección de datos y programas contra-hackers que enriquecerán a varias compañías de informática (entre ellas a Microsoft), también es muy previsible que traten de cortar las alas a los internautas, tratando de controlar un espacio que se demuestra ingobernable y peligroso para los Gobiernos o lobbys económicos, el papel de las redes sociales en campañas de agiprop o en las revueltas en el mundo árabe posiblemente haga replantearse mucho las políticas gubernamentales (o de empresas privadas) a este respecto.

Respecto al periodismo, ha perdido una gran oportunidad de tratar de recuperar su papel al que aludíamos en la introducción, ha vuelto a caer en los mismos errores y vicios del pasado. Wikileaks no ha supuesto un nuevo Watergate, ni ha supuesto un cambio sustancial en las normas del juego, a fin de cuentas aludiendo a la famosa frase del Gatopardo, ¨ se trataba de cambiarlo todo, para que todo siguiese igual ¨, o dicho de otra forma, sin novedad en el frente. Cuando haya pasado un tiempo se podrá destapar quien hay detrás, además de los periódicos, de Wikileaks y cual ha sido el impacto a medio plazo de estos hallazgos, a corto ya hemos visto sus consecuencias.

Bibliografía:

- El País digital.

- La Gran Idea, entrevista a Noam Chomsky. (Se puede consultar en la web de INEP, política para profesionales).

Un yunque para una sociedad aletargada

Marzo 31st, 2011 franciscojosenunez No comments

Como si se tratase de un guión firmado por Coppola, Scorsese o el propio Hitchcock, el caso Wikileaks ha inundado la prensa internacional y, por ende, la sociedad internacional de palabras reveladoras, de argumentos que dan pábulo a los seguidores de la Teoría de la Conspiración, como la película que protagonizó Mel Gibson en 1997.

Una teoría conspirativa consiste en la explicación de un evento o cadena de eventos ya sucedidos o todavía por suceder (comúnmente políticos, sociales, populares o históricos) a partir de la ocultación de sus verdaderas causas al conocimiento público o a un complot secreto, a menudo engañoso, por parte de un grupo de personas u organizaciones poderosas e influyentes que permanecen en la sombra. Muchas teorías conspirativas afirman que eventos importantes en la Historia han estado dominados por conspiradores que manipulan acontecimientos políticos desde un anonimato buscado y a prueba de investigaciones… Hasta la llegada de Julian Assange y su pantagruélica red de confidencias.

Justicia penal versus justicia militar

“Sólo hemos cumplido la quinta parte de nuestra misión”, afirmó el fundador de Wikileaks a EL MUNDO el pasado 2 de enero desde su lujoso retiro de Inglaterra. Mientras Assange ha podido librarse de la cárcel pagando una millonaria fianza, su principal confidente, el soldado Bradley Manning, espera desde la oscuridad de una celda de Quantico (Virginia) un juicio militar con final trágico: pena de muerte o 52 años de cárcel. ¿Cómo es posible? Literalmente, los grupos de poder norteamericanos matan al mensajero, mientras que la justicia británica libera al hacedor de noticias impactantes, al rostro de un entramado repleto de intereses oscuros que se sirve de internet para dar a conocer grandes secretos que deben ser revelados.

El 24 de febrero de 2011, el juez británico Howard Riddle autorizó la extradición de Assange a Suecia, considerando que este país ofrece todas las garantías judiciales. Rechazó los argumentos de su defensa que afirman que en ese país no tendría un juicio justo debido a que los medios y la opinión pública están en su contra, influenciados por el propio Primer Ministro sueco, Frederik Reinfeldt, que le consideró culpable públicamente. Assange, sus defensores y sus seguidores temen que, desde Suecia, se facilite su extradición a los Estados Unidos donde las fuerzas ultraconservadoras han pedido que se le juzgue por espionaje y traición, lo que podría condenarle a la pena de muerte.

La verdad escondida

Las distintas lecturas y niveles imbricados de esta trama digna de John Le Carré retienen su máximo esplendor en el prisma ético: un hombre, una empresa, un mundo repleto de secretos, un confidente y una red social para multiplicar el efecto devastador de las imágenes y las oraciones. ¿Es correcto revelar una verdad escondida? Evidentemente, es la palabra grabada a fuego en el corazón de cualquier periodista: VERDAD. Una verdad verdadera, como reza en el eslogan de una famosa compañía de móviles. Una verdad extraoficial. Una verdad repleta de aristas en la que los malos parecen buenos y los buenos llegan a ser odiosos. Porque odioso es asesinar a un periodista y considerarlo ‘daño colateral’, como pasó con el malogrado José Couso. Es curioso cómo el Tribunal Militar de Estados Unidos no protagoniza una profunda investigación para encontrar y juzgar severamente a los soldados que son culpables de los abusos en las guerras de Irak y Afganistán y, por otro lado, encuentra un perfecto chivo expiatorio en la figura del joven Manning para perpetrar una perfecta cortina de humo mediática que nos aleja de lo verdaderamente importante: una vez que sabemos la verdad, ¿qué están dispuestos a hacer los gobiernos para solucionar los desaguisados y tomar medidas no sólo para juzgar a los culpables sociales, militares y políticos de las tropelías, sino también para que dejen de darse atropellos en las guerras y corruptelas en la clase política?

Wikileaks demuestra lo que ya sospechábamos: existen ‘lobbys’ de poder que fomentan las desigualdades sociales a favor de una oligarquía que tiene su cúspide en Estados Unidos, con fuertes aliados en la vieja Europa y en Asia. Y, en esas condiciones, es realmente dificultoso que los verdugos se ajusticien a sí mismos. Barak Obama, autoproclamado adalid de la libertad y de la igualdad, tiene un serio dilema: dejar hacer a las huestes cibernéticas de Assange o dejarse convencer por sus múltiples asesores financieros para ponerle un precio razonable a la imparcialidad y profesionalidad del australiano.

La noticia es el personaje

Sin embargo, es preocupante que se hable más del futuro de Assange, de la guerra digital por defender el portal de las filtraciones, del confidente desenmascarado y del ‘pedal del hombre muerto’ que del propio goteo de información secreta. Sí, 1,2 millones de documentos revelados, pero ¿cuáles? ¿Por qué los medios no nos bombardean cada día con páginas enteras de filtraciones procedentes de Wikileaks? Julian Assange ha conseguido hacer realidad una de las principales losas que ahoga al periodismo en nuestros días, es decir, la transformación del informador en hecho noticioso, desviando la atención del lector-espectador-oyente hacia el personaje, quedando el meollo, la parte ancha de la pirámide invertida, en un mero anecdotario numérico. Pasa con Sara Carbonero. Pasaba con Dan Rather en la televisión norteamericana. Y está pasando con Assange y la marca Wikileaks. Al final, luchar contra la ilegalidad, rebasando los límites de la ilegalidad, se convierte en un acto leal muy lucrativo. Wikipedia y Facebook viven de donaciones y Wikileaks no iba a ser menos. A pesar de que Visa, por presiones del ‘lobby USA’, haya cerrado las puertas dinerarias a los seguidores del ‘Señor Filtraciones’, la protección del legado está garantizada.
Otra de las máximas del periodismo que se está vulnerando es la revelación de nombres de personas que no tienen un cargo público sin consentimiento expreso. Aunque la mayoría de confidentes se encuentran protegidos, esta vorágine de exclusivas ha provocado la aparición de nombres de civiles que se citan en los documentos que no han dado su consentimiento para aparecer con su nombre expreso (en la sección de Sucesos de cualquier periódico, se ponen siempre iniciales a no ser que la víctima o el agresor den su visto bueno para ser nombrados explícitamente) en los medios de comunicación tradicionales y digitales.

La sobreinformación superficial

La carencia de un proceso democrático efectivo en muchos países de América Latina; la preeminencia de Estados Unidos en la sociedad internacional; la indefinición de las leyes internacionales en cuanto a la penalización del terrorismo; la excesiva carga burocrática y diplomática para discernir entre crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra; la enorme cantidad de actores protagonistas en las relaciones entre países (políticos, banqueros, asesores, jefes de marketing, intérpretes, empresarios, consejeros…); las diferencias históricas entre países clave en las decisiones importantes, como Alemania, Francia, Italia, España y Reino Unido; y la extraordinaria dependencia que padecen las reglas del juego internacionales de la bolsa y de los agentes financieros dificultan sobremanera que la justicia se imponga a los intereses de los Estados.

Por eso, Wikileaks es una herramienta necesaria en estos tiempos, aunque corre el riesgo de aplastamiento: internet devora, tarde o temprano, a todas sus creaciones. Vivimos en la era de la sobreinformación superficial: tenemos acceso a muchos datos, a cantidades ingentes de noticias, reportajes, entrevistas, vídeos profesionales, vídeos caseros, mensajes multimedia, blogs valorativos, redes sociales en las que los famosos y los políticos cuentan cómo se sienten en cada momento… Pero nos falta formación para realizar un filtro adecuado. ¿De qué nos sirve tanta información si no tenemos tiempo material de digerirla? Se está produciendo un fenómeno de insensibilización de la sociedad ante grandes tragedias, ante grandes escándalos. Contemplamos un tsunami en vivo que mata  a miles de personas mientras actualizamos el correo y nos enteramos de que empieza la Guerra de Libia. Nos falta una reordenación de las cosas y una reeducación de la mirada. El caso Wikileaks es extraordinario, paradigmático, sensacional y un punto sensacionalista. Es el Watergate multiplicado por mil. Pero, a diferencia de la investigación de los periodistas Carl Bernstein y Bob Woodward, este fenómeno se está viviendo con preocupante normalidad por parte de la sociedad civil. En Facebook, la gente cuelga fotos de juergas nocturnas y habla de banalidades en lugar de crearse un debate multilateral y profundo sobre la ética de Wikileaks o de las sangrientas revelaciones acerca de la violencia gratuita del ejército americano y sus aliados, etcétera. Y, si se menciona, no se atisba un movimiento social activo que nos haga pensar en futuras manifestaciones o revindicaciones importantes de la acción social.

Así las cosas, el carácter complejo, singular y multidimensional de este caso, que todavía dará mucho que hablar cuando vayan saliendo nuevos documentos secretos y llegue el juicio de Assange, tiene todos los ingredientes para convertirse en un best-seller y, seguidamente, en un taquillazo protagonizado por Brad Pitt y Matt Damon.

Bibliografía:

-El Mundo (Suplemento Crónica, 2 de enero de 2011).

-El País (Suplemento Domingo, 20 de marzo de 2011).

-Europa Press (Teletipo 3 de diciembre de 2010).

Webgrafía:

-Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/WikiLeaks

-Wikio http://www.wikio.es/internacional/crisis_y_conflictos/wikileaks

-ABC Digital de Paraguay http://www.abc.com.py/seccion/wikileaks-paraguay/

Categories: Wikileaks Tags:

La Ciberguerra informativa y el espionaje: Wikileaks Vs Echelon, dos caras de una misma moneda

Marzo 31st, 2011 estrellaserna 2 comments

Estrella Serna

Consideraciones previas

Para realizar este ensayo (que no investigación divulgativa pues ésta conlleva tratamiento de fuentes primarias que, sinceramente, no sabría a qué bases de datos acudir para analizar variables de un tema tan reciente) he repasado los apuntes del tema uno del segundo módulo de esta asignatura virtual. En primer lugar, he determinado un tema de investigación: el control de la información por parte de políticos o periodistas y dos razones contrapuestas: aumentar su poder sobre los ciudadanos y evitar el control y la manipulación dictatorial en favor de la democracia. Sobre esto, las preguntas que me he ido planteando son: ¿son Wikileaks y Echelon dos caras de una misma moneda? ¿Qué poder o dominio buscan los estados y periodistas?

Para responder a esto en el tiempo y forma con los que he contado –teniendo en cuenta que es una asignatura de 6 créditos y que tenemos clases TODOS LOS DÍAS, además de exámenes cada tres semanas- he leído noticias sobre Wikileaks del dossier de EL País, he consultado páginas web que analizan el tema así como algunos libros sobre Derecho de la Información, Ética Periodística y estrategias cibernéticas de EEUU.

Con ello, he intentado rellenar las preguntas que me he planteado inicialmente con mayor o menor éxito pues, también es complicado para alguien que se inicia en el campo de la “investigación” llevar dos temas completamente diferentes a la vez –paralelamente a las clases, lecturas para esta asignatura y exámenes, estamos realizando una tesina que también nos lleva tiempo y concentración para buscar información, leerla, procesarla y escribirla-. También he intentado seguir el método comparativo (Echelon y Wikileaks) y el analítico (buscando sinergias y puntos en conflicto entre ellos) para concluir con el método inductivo y sintético (he llegado a la conclusión de que se trata de un mecanismo más del poder estructural del sistema mundo: una suma del llamado poder blando y del mercado capitalista y su acumulación -de riqueza y poder, si es que ambos no son lo mismo-).

¿Lo más complejo de todo? LAS CITAS. Creo que he perdido más tiempo ordenándolas e intentando usarlas como indica el tema tres del segundo bloque que escribiendo el ensayo. Así, he introducido las referencias dentro del texto y en la bibliografía solo los tres libros que me han servido de guía para tener claras algunas cuestiones.

Así las cosas, he intentado dar forma y contenido a este enfoque sobre Wikileaks descartando por inviabilidad de tiempo: consulta de bases de datos u otras fuentes primarias, enmarque en un modelo científico para explicar el fenómeno (algo que no he logrado entender del método de investigación científica) y propuesta de una solución al problema planteado porque creo que si la encontrara no estaría estudiando un máster y en el paro, sino en cualquier departamento de inteligencia americano.

La Ciberguerra informativa y el espionaje: Wikileaks y Echelon, dos caras de una misma moneda

La ciberguerra informativa que inició en 2007 el equipo al frente de Julian Assange que conforma uno de los think tank más fidedignos de la web -pues se basa en documentos o fuentes primarias y no en opiniones de académicos o expertos-, con la publicación de 250.000 documentos calificados como “secretos” por el departamento de Estado de la Administración de EEUU tiene un precedente en la búsqueda y consecución de documentos confidenciales por medio de intercepción de comunicaciones llevadas a cabo por agentes de servicios secretos de inteligencia . El mismo Gobierno que pretende imputar delitos a Brandley Manning, el cabo de 23 años acusado de pasar los documentos secretos sobre la diplomacia estadounidense, es todo un experto en el rastreo de información privada para sus propios fines –aunque por el momento no la revela públicamente.

Tras acabar la segunda Guerra Mundial, EEUU encomendó un proyecto de rastreo e interceptación de documentos a la Agencia Nacional de Seguridad (NSA): el proyecto ECHELON, que se hizo efectivo mediante la firma de un acuerdo secreto en 1948 por los principales países anglófonos: Estados Unidos, Australia, Gran Bretaña, Canadá y Nueva Zelanda. Este grupo de países constituyó la alianza de inteligencia UKUSA cuyo primer objetivo fue colaborar con la CIA para obtener informes y documentos secretos de la URSS a través de interceptar comunicaciones postales.

Si los servicios de inteligencia americanos pueden colaborar para apropiarse de informes ajenos bajo el pretexto de la Seguridad, el imputado por proporcionar a Wikileaks el vídeo conocido como “Asesinato Colateral”, los documentos secretos que derivaron en las publicaciones de los Diarios de la Guerra de Afganistán del día 25 de julio de 2010,así como los registros de la guerra iraquí además de la la filtración de los cables diplomáticos de Wikileaks, estaba desvelando atrocidades cometidas por Estados y que podrían incurrir en violaciones de derechos fundamentales por atentar indiscriminadamente contra civiles, algo nada sorprendente pero que evidencia una vez más el poderío internacional de EEUU imparable ante cualquier tribunal internacional. El soldado deberá responder ante 22 cargos, entre ellos el de “ayudar al enemigo” (civil o militar) que podría traer como consecuencia la pena de muerte.

Sobre este asunto se ha pronunciado Reporteros Sin Fronteras en una carta dirigida al Presidente Obama Además, argumentan que perseguir legalmente a los fundadores y colaboradores de WikiLeaks perjudicaría gravemente la libertad de prensa en el país y degradaría las condiciones de trabajo de los periodistas estadounidenses que cubren temas delicados. en la que consideran que la publicación de información, aunque sea clasificada, por parte de Wikileaks y de los cinco medios de comunicación asociados, constituye una actividad periodística de información al público y compete así a la Primera Enmienda, que limita la Ley de Espionaje por la que se garantiza la libertad de prensa y expresión, recogida asimismo en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Continuando con la situación actual del ejercicio de espionaje americano, es conveniente destacar que hoy en día,  el sistema continúa bajo la administración de la NSA que tiene establecidas estaciones de intercepción electrónica y satélites espaciales para capturar gran parte de las comunicaciones establecidas por radio, satélite, microondas, móviles y fibra óptica, señales que son procesadas mediante avanzados sistemas informáticos programados para localizar patrones específicos que quedan registrados en una inmensa base de datos.

En una entrada publicada en Wikipedia sobre el proyecto Echelon se detalla:

A cada estado dentro de la alianza UKUSA le es asignado una responsabilidad sobre el control de distintas áreas del planeta. La tarea principal de Canadá solía ser el control del área meridional de la antigua Unión Soviética. Durante el período de la guerra fría se puso mayor énfasis en el control de comunicaciones por satélite y radio en centro y Sudamérica, principalmente como medida para localizar tráfico de drogas y secuaces en la región. Los Estados Unidos, con su gran cadena de satélites espías y puertos de escucha controlan gran parte de Latinoamérica, Asia, Rusia asiática y el norte de China. Gran Bretaña intercepta comunicaciones en Europa, Rusia y África. Australia examina las comunicaciones de Indochina, Indonesia y el sur de China, mientras que Nueva Zelanda barre el Pacífico occidental.

En un gráfico interactivo publicado por El Mundo se ilustra el sistema de captación de señales mediante 120 estaciones fijas y satélites geoestacionarios que pueden filtrar más del 90 por ciento del tráfico de la comunicación que circula por Internet. Además, se detalla cómo las antenas de Echelon pueden captar ondas electromagnéticas y trasmitirlas a un lugar central para su procesamiento.

En la actualidad, este programa es capaz de vigilar, a través de satélites espía y estaciones de escucha, cualquier tipo de comunicación electrónica que atraviese Estados Unidos u otros países en cualquier formato: conversaciones telefónicas, faxes, télex, correo electrónico y señales de radio incluyendo a la onda corta y frecuencias de líneas aéreas y marítimas. Hay bases de Echelon repartidas por varios países de la UE, incluida España, y la más importante en Europa está en Menwith Hill (Inglaterra) y opera coordinadamente con el equivalente británico del NSA, el GCHQ (Government Communications Headquarters).

¿Cuál es la función de Echelon? Al principio, fue creado para vigilar las telecomunicaciones civiles y obtener alguna información sobre terrorismo y narcotráfico aunque ya se ha utilizado Echelon para otros fines relacionados con el espionaje industrial. ¿En qué se fundamente las estrategias militares o de los servicios de inteligencia americanos? En la página web del departamento de Estado de EEUU, en el apartado de “Seguridad”, en 2002, la administración de George Bush explicitaba:

Hoy, Estados Unidos disfruta de una posición de fuerza militar sin paralelo y de gran influencia económica y política. De acuerdo con nuestro pasado y a nuestros principios, no utilizamos nuestra fuerza para obtener ventajas unilaterales. En cambio, buscamos crear un equilibrio de fuerzas que favorezca la libertad humana: condiciones en que todas las naciones y sociedades puedan elegir por sí mismas las recompensas y los retos de la libertad política y económica. En un mundo a salvo de peligros, la gente estará en condiciones de mejorar sus propias vidas. Defenderemos la paz al luchar contra los terroristas y los tiranos. Preservaremos la paz al crear buenas relaciones entre las grandes potencias. Extenderemos la paz al fomentar sociedades libres y abiertas en cada continente.

La lucha contra los terroristas y tiranos a la que alude el párrafo recuerda más a la psicosis colectiva provocada en 1930 por Orson Welles cuando, en un programa de radio contó una historia basada en su novela de ciencia ficción “La guerra de los mundos” en la que los marcianos invaden la tierra.

A pesar de las dosis de ciencia ficción, el motivo de la lucha contra el terrorismo está siento la justificación de modificaciones legislativas en EEUU mientras que, por otra parte, los límites del acceso a cualquier documento secreto o a conversaciones privadas de empresas son cada vez menos para el Gobierno americano por algunos intereses ocultos que no consigo comprender. Así, el 5 de septiembre de 2001 el Parlamento Europeo justificó el sistema de espionaje americano mediante un informe en el que se expresa que:

“considerando que no hay ninguna razón para seguir dudando de la existencia de un sistema de interceptación de las comunicaciones a nivel mundial se constata la existencia de un sistema de interceptación mundial de las comunicaciones, resultado de una cooperación entre los Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda siendo la finalidad del sistema es la interceptación, como mínimo, de comunicaciones privadas y comerciales, y no militares”.

Además, la Unión Europea (UE, en adelante) se adelantó antes de emitir dicho informa para no poder sancionar ni emitir ningún dictamen contra este proyecto pues países miembros forman parte de él. Ya en Septiembre de 1998, en un resumen preparado como documento de base para el Periodo parcial de sesiones, titulado “Evaluaciones de las tecnologías de control político” se lee:

“(…) El sistema [Echelon] está diseñado para objetivos fundamentalmente no militares: gobiernos, organizaciones y empresas en prácticamente todos los países. El sistema ECHELON funciona interceptando de forma indiscriminada enormes cantidades de comunicaciones, seleccionando posteriormente lo que es de valor mediante el uso de ayudas de inteligencia artificial (…) para encontrar palabras clave. “(…) Aunque no más de la mitad de estas acusaciones fuesen ciertas, el Parlamento Europeo debería actuar para garantizar que estos potentes sistemas de vigilancia funcionen dentro de un consenso más democrático, ahora que la guerra fría ha terminado. Está claro que las políticas internacionales de los Estados miembros de la Unión Europea no siempre son congruentes con las de los Estados Unidos, y, en términos comerciales, el espionaje es el espionaje. Ninguna autoridad de los Estados Unidos permitiría que una red de espionaje similar de la UE funcionase en su territorio sin estrictas limitaciones, en caso de permitirla. Tras un completo examen de las repercusiones de las operaciones de estas redes, se recomienda al Parlamento Europeo que establezca un adecuado control independiente y procedimientos de supervisión, y que se impida cualquier esfuerzo de ilegalizar la codificación por parte de cualquier ciudadano de la UE, salvo que se hayan creado estos sistemas de control y responsabilidad democráticos.”

Así, queda claro la postura distensión de la UE por medio del informe: sabe que la están controlado pero como no hay ninguna repercusión por el momento, laisse faire.

De esta forma, bajo la justificación de garantizar la Seguridad, EEUU sí que puede violar el secreto de las comunicaciones estableciendo redes de espionaje por todo el mundo, sin embargo, no se aplica la misma justificación con Wikileaks argumentando en este caso que viola la Ley de Espionaje de 1919 que dice que posesión no autorizada de información relacionada con la seguridad nacional y la defensa de Estados Unidos sería delito si lo publica o voluntariosamente lo conserva cuando el Gobierno ha exigido su vuelta.

Así las cosas, en una abstracción sobre la motivación de los mismos, se podría apuntar a que la apropiación de cualquier tipo de comunicación privada por parte de un estado, en este caso EEUU estaría justificado, en el caso de Echelon porque persigue un objetivo garante y protector de la Seguridad, si bien son bastante evidentes que las filtraciones de los cables de Wikileaks están repletos de estratégicas políticas donde el poder fáctico gira entorno al aumento de control sobre países o sectores estratégicos cuyos beneficios ansían EEUU y sus aliados. Por su parte, el equipo liderado por Julian Assange parece movido a ejercer el derecho de cualquier estado democrático que consiste en ejercer un control público sobre el Gobierno en virtud de los principios de transparencia, libertad de prensa, de expresión y derecho de la información, recogidos en tratados nacionales e internacionales. Ésta garantía democrática sí justificaría el interés general de la sociedad a conocer la política exterior de EEUU y la relación con los países de su órbita. Pero en suma, son dos maneras de apropiarse de información privilegiada para intereses individuales: el mayor control del mundo o evitar que EEUU use métodos indiscriminados y artimañas contra legislaciones y tratados internacionales por medio del ejercicio legítimo de la libertad de prensa.

La Administración americana está dotada de los sistema de inteligencia más avanzados, capaces incluso de vislumbrar objetivos que solo ellos son capaces de ver.  Sin embargo, un grupo de informáticos y periodistas han puesto patas arriba los métodos y estrategias de la diplomacia Obama. Esta cadena de acontecimientos no ha hecho, como también recoge alguno de mis compañeros, sino revelar que un chivatazo a tiempo soluciona la página, o en este caso la web, de todo aquel que se dedique a contar historias más o menos veraces con o sin base de verdad-los periodistas-, más o menos opinativas-los blogueros-teóricos-universitarios-académicos o todo en uno- o más o menos institucionales –gabinetes de prensa o comunicación, algunos periodistas que lícitamente se deben a la mano que les da de comer, los bancos que financian a las empresas de los medios de comunicación-.

Sin embargo, parece que como ocurriera en 1972 con las filtraciones de un miembro de la CIA a dos periodistas del periódico The Washintong Post, los planes de acción de las líneas estratégicas del Gobierno americano se han descubierto para dar la razón a lo que muchos pensadores y creadores de corrientes de opinión venían diciendo desde hace años. Todo ello aderezado con cotilleos de pasillo. Sean del tipo que sean los cables filtrados a Wikileaks, lo que no hay duda es de que el derecho de la información ha ejercido de nuevo su función más garantista en este mundo globalizado se bate en una lucha entre el Derecho a informar y la censura.

Referencias


Uso este término con el significado que da el ex responsable de seguridad de Bill Clinton y George Bush Richard A. Clarke en el libro “Guerra en la Red. Nuevos Campos de Batalla” publicado en Ariel en enero 2011: “acciones realizadas por un estado o nación con el fin de penetrar en los ordenadores o en las redes de otra nación con el propósito de hacer daño o perturbar su adecuado funcionamiento”.

Reporteros Sin Fronteras. Recuperado el 22 de marzo de 2011 en: http://es.rsf.org/reporteros-sin-fronteras-escribe-a-17-12-2010,39078.html

Wikipedia. Proyecto Echelon. Recuperado el 22 de marzo de 2011 en: http://es.wikipedia.org/wiki/ECHELON

La página se encuentra guardada en un pdf en varios sitios web. Está disponible en http://merln.ndu.edu/whitepapers/USNSS-Spanish.pdf

Departamento de Estado de USA. Recuperado el 20 de marzo de 2011 en: http://merln.ndu.edu/whitepapers/USNSS-Spanish.pdf

Parlamento Europeo. (2001). Informe sobre la existencia de un sistema mundial de interceptación de comunicaciones privadas y económicas (sistema de interceptación ECHELON) 2001/2098(INI)).Bruselas.Disponible íntegro en: http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//NONSGML+REPORT+A5-2001-0264+0+DOC+PDF+V0//ES&language=ES

Parlamento Europeo. (1998). Evaluaciones de las tecnologías de control político. Bruselas: Disponible en: http://www.europarl.eu.int/stoa/publi/166499/execsum_es.htm

Bibliografía

_______________________________________

ESCOBAR DE LA SERNA, Luis. Derecho de la Información. Dykinson. 2004.

FISS, Owen. Capítulo: La misión democrática de la prensa. Barcelona. Edisa. 1999.

RICHARD, A. Klarke y ROBERT K. Knake. Guerra en la Red. Los nuevos campos de batalla. Traducida por la editorial Ariel. Barcelona. 2011.

SUÁREZ VILLEGAS, Juan Carlos. Capítulo I: Los límites éticos de la Información.  Madrid. Editorial MAD S.L. 1999.

Wikileaks y las negociones en los conflictos entre Estados: el conflicto Palestino-Israelí

Marzo 31st, 2011 anass 1 comment

Se acabaron los secretos. En internet ya no se puede jugar al escondite. La verdad termina saliendo a la luz, sobre todo si detrás está la web Wikileaks. Esta página web se ha convertido en la ‘garganta profunda’ del ciberespacio. Un lugar donde poder dejar documentos o testimonios comprometedores sin desvelar la identidad’

Wikileaks es una organización mediática internacional que publica a través de su sitio web informes anónimos y documentos filtrados con contenido sensible en materia de interés público, preservando el anonimato de sus fuentes. El lanzamiento del sitio se realizó en diciembre de 2006, su actividad comenzó en julio de 2007.

Sin lugar a duda el campo más sensible que puede ser tratado es la política, es decir las relaciones internacionales y los sistemas nacionales. Las infiltraciones desvelan comportamientos no éticos de gobiernos, entidades políticas, negociaciones secretos….

El tema que vamos a tratar gira alrededor de lo citado anteriormente. Uno de los temas más sensibles en las relaciones Internacionales es los conflictos internacionales y las negociaciones.

Uno de los conflictos que no escapo del interés de Wikileaks es el conflicto Palestino –Israelí. La revelación de documentos secretos por la cadena Qatarí al Jazeera creó una gran polémica. Así nos preguntamos la revelación de los secretos de negociaciones en un conflicto entre Estados ¿puede obstaculizar el proceso o darle un impulso? , ¿Debe los pueblos o el pueblo palestino en nuestro caso enterarse de los secretos del proceso negociador? ¿Es la negociación entre partes en conflicto una política que debe ser accesible o no?

El conflicto Palestino- Israelí se remota como es sobradamente conocido al año 1947 con el reconocimiento de Israel como Estado cuyo territorio es el territorio palestino ocupado en aquel entonces por Inglaterra. Los acontecimientos más destacados del conflicto son las dos guerras de Israel contra los países árabes del alrededor en los años; 1948 y 1967, como resultado el fortalecimiento de Israel. El conflicto desde su comienzo es destacado por la violación del derecho internacional; ocupación de Israel hasta el 70% del territorio, y en ocasiones ocupación del territorio entero, otro problema es el de los refugiados palestinos del 48 y su reivindicación de derecho de retorno, problema del estatus de Jerusalén reclamada capital por las dos partes, los asentamientos israelís en el territorio palestino Gaza y Cisjordania, construcción de Israel de un muro que entra en el territorio palestino, y sin olvidar el conflicto del agua. Ante la situación de desequilibrio de poder a favor de Israel, el único camino que tenía y tiene Palestina es las negociaciones, instrumento que utiliza para adquirir los mas posible de beneficios, a veces para poner fin a una matanza, otras veces para negociar lo anteriormente citado, aunque en general todos los intentos fracasaron por varios razones si no decimos por razón del desequilibrio de poder.

A pesar de todo no hay que desvalorar el papel de las negociaciones, que si que en el caso de Palestina es el único instrumento que tiene pero sí que puede tener resultado que es mejor que nada. La negociación en general es una forma de resolver los conflictos, alternativa a la confrontación directa. En toda negociación, especialmente en las negociaciones complejas, junto a los intereses estrictamente opuestos de las partes, siempre se pueden identificar intereses comunes e intereses complementarios. En el caso de Palestina puede pasar que la diplomacia cede derechos en muchos casos para lograr otros de mayor importancia, otras veces puede dejar prioridades y concentrar en algunos detalles visto la imposibilidad de lograr lo que se reclamaba, en otros casos se puede con previa intención dificultar o flexibilizar las negociaciones para que coja otro rumbo, y todo eso para alcanzar objetivos a largo o corto plazo. Las negociaciones dependen mucho de las circunstancias, de los cambios, siempre hay que negociar con malicia e inteligencia.

Pero volvemos a interrogarnos ¿qué pasa cuando se revela secretos de algunas negociaciones sobre asuntos determinados? ¿Debe el pueblo palestino saber todo? ¿Como se puede afectar al instrumento único que tiene Palestina? ¿Será una novedad a favor o en contra del alcance de los objetivos? o ¿se tiene que plantear otros objetivos?

Según informa la cadena Al jazeera, según los documentos difundidos por la cadena qatarí en su emisión inglesa, el equipo encabezado por Erekat hizo en 2008 a Israel “propuestas sin precedentes sobre la división de Jerusalén y sus lugares sagrados”, como que el Estado judío tuviera la soberanía en la mayoría de sus colonias en la ciudad santa, y que un cuerpo internacional controlara la Explanada de las Mezquitas. Los documentos secretos revelaron también la voluntad de Palestina de no denunciar los asentamientos israelís en Jerusalén. En cuanto al tema de los refugiados, se reveló la intención de Palestina de satisfacerse con el retorno de cada ano de solo 10000 refugiados a lo largo de 10 anos.

Tanto los líderes palestinos como el pueblo y lo actores internacionales denunciaron la revelación de estos documentos, hubo un gran malestar palestino que criticó la cadena Al Jazeera culpándola de intentar camuflar realidades con el objetivo de dividir al mundo Árabe y debilitar la postura palestina.

Si analizamos lo que se reveló de las negociaciones dejando aparte las diferentes declaraciones que se hicieron referente al tema y dejando aparte también analizar las diferentes intenciones de los múltiples partes, podemos decir que lo que pasó puede ser un acto que pueda afectar las negociaciones israelí palestino, no debilitando a la postura israelí sino la palestina sabiendo que para Israel no le afectara nada porque no tiene nada que perder, pero para los palestinos unos secretos que revelan actuaciones y esfuerzos de unos líderes que negocian en temas muy conocidos y delicados, tal novedad puede provocar un malestar y rechazo entre el pueblo palestino, puede que haya reivindicaciones, divisiones, lo que llevar a la pérdida de legitimidad de los lideres palestino y luego el intento tan requerido de crear un Estado y otros temas anteriormente citados, sabiendo que apenas le han reconocido un gobierno que representa al pueblo.

Lo que se reveló como secretos en las negociaciones aunque fue denunciado por los líderes palestinos ante el pueblo palestino y la prensa en general, no lo considero desde mi punto de vista cesiones en contra de las reivindicaciones del pueblo palestino. Si vemos la realidad y lo que está pasando notaremos que si se logra las propuestas palestinas es decir lo que se reveló como secretos, se considerara un gran paso positivo en el conflicto, referente al tema de Jerusalén, Israel está construyendo asentamientos en dicha ciudad con fuerza y nada le paró, por otra parte, el Kniset (parlamento Israelí) declaró en el año 1980 Jerusalén como capital eterna de Israel, y últimamente estás haciendo reformas en la ciudad en un proyecto de judaizar la ciudad. No solo esto pero también están intentando hacer construcciones en la mezquita de Al Qods que se considera un símbolo de la religión islámica. Entonces la creación de un comité internacional que vigila la ciudad va a ser un logro para cuidar la ciudad y garantiza proteger los símbolos islámicos como va a ser un impedimento de próximas ampliaciones de asentamientos.

Otro tema es de los refugiados, pues si los líderes negocian el retorno de 10000 refugiados cada año, debemos saber que desde 1948 el año en que se refugiaron, no se dejo volver a ninguno, entonces si se acepta esa petición va a ser también un gran logro si no decir un sueño.

Finalmente y para terminar, no hay que rechazar solo para rechazar, una cosa es los principios y otra es la realidad, hay que ser pragmático especialmente en el caso de este conflicto. La negociación es el único instrumento que tiene palestina visto la realidad, hay que ir a por todo para lograr lo que se pueda lograr.

La revelación de secretos por parte de Wikileaks puede ser útil en algunos casos sin entrar en la discusión de quién está detrás y cuales la veracidad de lo que se revela, pero en el caso de este conflicto o en las negociaciones diplomáticas en general, es absurdo revelar secretos porque no va a servir para nada. Es un tema de los diplomáticos y de los Estados y no de los pueblos, porque estos últimos están lejos, y sus pensamiento siempre esta idealizado lejos de la realidad.

Bibliografia:

ESCUDERO, R. (ed.), Segregados y recluidos. Los palestinos y las amenazas a su seguridad, Los Libros de la Catarata, Madrid, 2008.

ESCUDERO, R. (ed.), Los derechos a la sombra del Muro. Un castigo más para el pueblo palestino, Los Libros de la Catarata, Madrid, 2006.

AMIRAH, H., “La invasión de Gaza: implicaciones más allá de los cálculos políticos”, Análisis del Real Instituto Elcano (ARI), nº 61, febrero, 2009, pp. 4-7.

http://www.onislam.net/arabic/newsanalysis/newsreports/islamic-world/128142-q-q-q-q.html

http://www.emaratalyoum.com/politics/news/2011-01-26-1.347098

http://www.mostakbaliat.com/?p=5568

http://www.al-madina.com/node/285243

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/04/07/comunicacion/1270672146.html

http://www.semana.com/noticias-mundo/wikileaks-palestino-secreto-voces-hace-tambalear-olp/150658.aspx


Categories: Wikileaks Tags:

WIKILEAKS, LA REVOLUCIÓN INFORMATIVA ENVUELTA EN DUDAS.

Marzo 31st, 2011 jesusreina No comments

El principal objetivo del presente análisis no es otro que el de hacer una breve reflexión sobre uno de los mayores fenómenos informativos surgidos en la última década y, para algunos, en toda la historia del periodismo, Wikileaks.

Para este análisis, tras todo lo conocido en los medios de comunicación habituales sobre este innovador fenómeno, se ha realizado una breve investigación en la red, en la cual se incluye la revisión de diferentes noticias, artículos e incluso un video documental, el cual me ha llamado mucho la atención y que voy a tomar como referencia para gran parte de las ideas que se expondrán a lo largo del texto.

Todo comienza en diciembre de 2006 con el lanzamiento del sitio web Wikileaks, cuya actividad dará comienzo el año siguiente, desde entonces la base de datos de la organización ha acumulado una enorme cantidad de documentos de distintos gobiernos estatales, los cuales eran secretos hasta la fecha (es importante decir que, a día de hoy, esta organización ha revelado más información confidencial en menos de cuatro años que todas las agencias del mundo). Desde ese mismo año, el fenómeno Wikileaks, como ya se ha comentado anteriormente en este blog, no ha cesado de despertar las dudas del público en general y de crear contradicciones que, en su mayor parte, son prácticamente imposibles de resolver, sobre todo en lo que respecta a la libertad de expresión, el derecho de información, la transparencia en los gobiernos democráticos y el, a veces, “violento” encuentro que esto puede causar con las leyes estatales y la confidencialidad de cierta información.

En primer lugar, y para ir exponiendo por partes las dudas que todo este tema pueda suscitar, comenzaremos con las filtraciones, ya que Wikileaks ha sacado a la luz varios cientos de miles de informes filtrados o anónimos de interés público (aunque hemos de decir que unos más que otros) entre los que se encuentran documentos secretos del gobierno de Estados Unidos (tanto del Pentágono como del Departamento de Estado). Ahora bien, como se ha apuntado anteriormente, no todo el material difundido por Wikileaks es de extrema relevancia, ya que hay que tener en cuenta que parte de ese material son documentos que se fundamentan en opiniones de funcionarios estadounidenses, lo que significa que la información en este caso es, cuando menos, bastante subjetiva y de dudosa veracidad. También se ha de considerar el hecho de que dichas filtraciones están siendo difundidas por cinco medios de comunicación de relevancia a nivel internacional: El País, The Guardian, The New York Times, Der Spiegel y Le Monde; y que son los mismos los que deciden (de manera acorde a sus propios criterios) qué es lo que se publica de todo el material del que la organización dispone. Así, es necesario hacer una valoración del material ante el que nos encontramos. Entre los 250.000 cables de las embajadas de EEUU difundidos por Wikileaks se incluyen documentos cuya relevancia no va más allá del morbo que pueden suscitar en el público general, y como claro ejemplo tenemos el caso de España. Los diplomáticos entran a hacer valoraciones subjetivas sobre el presidente Rodríguez Zapatero, Rubalcaba, Blanco y Chacón entre otros, e incluso se recomienda a Washington que se gane la admiración del Rey. Por otro lado, el día 5 de abril de 2010 se hace público en la web de Wikileaks lo que posiblemente es la filtración más polémica y mediática de todas las publicadas por la organización, se trata del video que el propio fundador del sitio tituló Collateral Murder (Asesinato Colateral). En la grabación, tomada desde un helicóptero militar Apache de EEUU, aparecen tres ataques aéreos dirigidos contra iraquíes en 2007 en la ciudad de Bagdad. En la operación mueren once civiles, entre los que se encuentran el joven Namir Noor-Eldeen, fotógrafo de la agencia Reuters, y su conductor, Saeed Chmagh, también dos niños resultan heridos tras el ataque, es importante apuntar que la propia agencia Reuters ya pidió a EEUU el esclarecimiento de los hechos, cosa que no llega hasta el momento en que se publica dicha grabación. Aparte de este video, han salido a la luz muchos otros documentos comprometedores para el gobierno de EEUU (documentos relacionados con las incursiones militares norteamericanas en Irak y Afganistán, el trato a los prisioneros de guerra, etc.) y otros gobiernos en el mundo (gran parte de ellos con regímenes totalitarios), lo que nos hace ver la parte más útil de la organización, la que realmente reclama la transparencia de los gobiernos mostrando la manera en que los mismos actúan a la opinión pública.

En segundo lugar, es también inevitable que la propia organización interna de Wikileaks y el acoso que ésta está sufriendo desde diversos puntos sea otro de los factores que nos susciten diversas dudas. Es por todos sabido que Wikileaks cada vez se encuentra con más trabas legales para sacar a la luz sus filtraciones y para conseguir financiación que les permita seguir con su actividad. Este acoso que sufre la organización se ve también personificada en la figura del propio fundador de la misma, Julian Assange, quien denuncia una campaña de EEUU contra él y sus seguidores. Como ya sabemos, este hombre se encuentra en Gran Bretaña a la espera de ser extraditado a Suecia, donde Anna Ardin y Sofia Wilen han presentado cargos contra él por acoso sexual, unos cargos que cualquiera se atrevería a poner en duda, mayormente por el momento en el que se presentan y de la manera en que se hace. También es sabido que uno de los elementos más contradictorios dentro de éste fenómeno informativo es la figura del propio fundador de Wikileaks, a quien, por un lado, se le ha incluso rebautizado, y cito palabras textuales sacadas del documental Wikirebels, como “el llanero solitario de era de la información”, y que en el lado contrario (y hablo mayormente de la estructura gubernamental de EEUU) se le ha tachado incluso de terrorista político. También es contradictorio en una organización desde la que se pide (o más bien se exige) transparencia y democracia real, el hecho de que a Assange se le haya tachado de líder dictatorial con un fuerte afán de protagonismo (siendo ésto último indiscutible teniendo en cuenta que durante todo este tiempo ha sido la única cabeza visible de la organización, acaparando en exclusiva toda la atención), cosa que ha dado lugar incluso a la disgregación de miembros de importancia vital dentro de Wikileaks, concretamente Daniel Domscheit-Berg, creador de Openleaks y antiguo portavoz de Wikileaks.

Entrando ya en el terreno de la libertad de expresión e información, como era de esperar, vemos que no paran de surgir contradicciones en la órbita de todo lo relacionado con Wikileaks. Aquí vemos como por un lado, países democráticos como EEUU, que siempre se ha caracterizado por hacer propaganda de su propia transparencia y de pedir la de otros muchos países en el mundo, tachan las filtraciones de ataque terrorista, espionaje o guerra política, centrándose en el hecho de que estos documentos hayan salido a la luz y no en el contenido de los mismos, alegando repetidamente que estas filtraciones no hacen mas que poner en peligro la seguridad del Estado. Al otro lado, tenemos una fuerte opinión pública que reclama transparencia en la democracia, ya que sin transparencia difícilmente podemos hablar de democracia.

Habiendo expuesto la situación tal y como se plantea en los medios de comunicación, es irónico el hecho de que se acuse de espionaje, terrorismo o de emprender una guerra política e ilegal a una organización que trata de exigir transparencia a los gobiernos democráticos haciendo públicos una serie de documentos, y se hagan declaraciones tales como las de Geoff Morell, Hilary Clinton, o el secretario de defensa de EEUU, Robert Gates, acusando personalmente a Julian Assange de poner en riesgo la seguridad de la población iraquí e incluso de tener las manos manchadas de sangre, sobre todo tras solo echar un vistazo a los documentos filtrados sobre los conflictos armados (alguno de ellos sin justificación alguna hasta la fecha y con un desórbitado número de víctimas civiles) en las en las que la gran potencia está envuelta, así como el mencionado vídeo Collateral Murder.

Finalmente, para concluir este breve análisis, he de decir que de lo que no cabe duda alguna es de que este producto de la era de la información y las nuevas tecnologías llamado Wikileaks, con Julian Assange a la cabeza, ha dado un vuelco a la manera de hacer periodismo y que, a pesar de todas las dudas que puedan provocar en el ciudadano de a pie y de las contradicciones que envuelven este fenómeno, el mismo ha provocado una auténtica revolución mediática de la que se ha hecho eco el mundo entero.

-El fenómeno Wikileaks - por Francesc Sánchez El Inconformista Digital, 11 Diciembre 2010

-Wikileaks: la irrupción de las filtraciones El Inconformista Digital, 8 Diciembre 2010

-EEUU advierte del posible daño de nuevas filtraciones de Wikileaks. El País, 24 Noviembre 2010

-Collateral Murder <http://www.collateralmurder.com>

-Un vídeo muestra cómo militares estadounidenses matan en Bagdad a un fotógrafo de Reuters El País, 6 Abril 2010

-Wikileaks, una voz contra la censura. El País, 6 Abril 2010

-Wikirebels - The Documentary <http://www.youtube.com/watch?v=NhTfOL9_HBE>

-Wikileaks y las Relaciones Internacionales. Rebelión.org, 22 Diciembre 2010

-Dos suecas contra Assange. Lavanguardia.es, 8 Diciembre 2010

-Wikileaks. <http://213.251.145.96/>

Wikileaks y la libertad de información

Marzo 31st, 2011 gm No comments

Tras la irrupción de Wikileaks y sus revelaciones, surgió un debate en torno al derecho a la libertad de información e, incluso, la democracia. Sin embargo, la publicación de estos documentos secretos no ha tenido los efectos esperados.

Desde el momento en que se conoció la existencia de cables secretos en manos de Wikileaks, surgió el debate en torno a la libertad de información y la pertinencia de su publicación. El hecho de que se tratara de cientos de miles de documentos confidenciales permitió que se interpretara la filtración de Wikileaks como un gran hallazgo para la libertad de información y el análisis de la sociedad internacional. Incluso, se discutió sobre si estas filtraciones podrían suponer el origen de un nuevo periodismo o un hito en la defensa del derecho a la información y la democracia.

Respecto a si resulta conveniente publicar este material, la respuesta es rotunda: sí. Porque la relevancia pública y la veracidad de la información, pilares básicos de la libertad de información, así lo permiten. No obstante, son más discutibles los efectos democratizadores que puedan derivarse de estas publicaciones, pues gran parte de la información no era precisamente muy secreta para parte de la opinión pública.

Los documentos filtrados por Wikileaks tienen distintos niveles de confidencialidad que van desde secreto “noforn” (no entregable a personas o a países que no sean EEUU), secreto, reservado “noforn”, reservado, sin clasificar / exclusivamente para uso oficial y, por último, sin clasificar. Del total de documentos hay (97.070) confidenciales, (75.792) no clasificados, (58.095) no clasificados pero sólo para uso oficial, (11.322) secretos, (4.678) reservados y (4.330) reservados sólo para uso interno. Un 60% de los documentos revelados proceden de las embajadas estadounidenses en países árabes y musulmanes o es relativo a ellos.

La mayoría de documentos filtrados procedentes de las embajadas estadounidenses hacen referencia a países como Turquía (7.918), Irak (6.677), Jordania (4.312), Kuwait (3.717), Sudán (3.078) o Indonesia (3.059). Sin embargo, como veremos, no ha sido de estos países de los que más se ha hablado en los medios tras la filtración. También resulta importante señalar que no todos estos documentos publicados sirven realmente para conocer algunos hechos relevantes ocurridos en los últimos conflictos, ya que la mayoría de ellos detallan acciones rutinarias o trámites burocráticos de escasa trascendencia, tales como un control de tráfico.

Por otra parte, los documentos que sí narran acontecimientos importantes sólo han servido para confirmar asuntos poco secretos, como la ausencia de armas de destrucción masiva en Irak, la muerte de cientos de miles de personas ajenas a los conflictos, las torturas y abusos cometidos por los soldados, el ocultamiento de víctimas o la impunidad con la que contratistas privadas se mueven por Afganistán e Irak. También es bien conocida la unilateralidad que caracteriza a la política exterior estadounidense, su irrespeto hacia la legislación internacional, el apoyo iraní a las milicias chiíes que operan en Irak, las ejecuciones extrajudiciales por parte del ejército iraquí o la complacencia paquistaní hacia la insurgencia talibán. Otros asuntos, como el apoyo estadounidense a la ocupación israelí de Palestina, el golpe de Estado perpetrado en Honduras o los intentos de desestabilización a los gobiernos de izquierda en América Latina, tampoco eran precisamente secretos.

Así pues, los documentos que realmente han aportado información novedosa han sido escasos. Estos han servido para conocer asuntos como el apoyo del gobierno español a los vuelos secretos de la CIA y al bloqueo de la causa judicial abierta contra el ejército estadounidense por la muerte del cámara José Couso. Lo cual tampoco ha sorprendido a nadie.

Convendría detenerse ahora a analizar el tratamiento que han tenido estas filtraciones en los medios de comunicación. En este sentido, es necesario recordar que Wikileaks suministró de forma exclusiva los documentos confidenciales a cinco medios: The New York Times, The Guardian, Der Spiegel, Le Monde y El País. ¿Por qué solamente a ellos? Numerosas voces se han alzado para cuestionar esta decisión.

“¿Cuál ha sido la razón por la que Wikileaks dio la exclusiva a cinco empresas privadas de la comunicación? Lo que en principio debía ser acto de democracia informativa se transforma en show mediático. (…) Así comienza la adulteración”. Marcos Roitman Rosenmann.

Según el periodista e investigador Pascual Serrano, “el privilegiado acceso de algunos periódicos a los cables de Wikileaks ha provocado que la opinión pública internacional acceda a los contenidos tras la selección jerarquización y enfoque dado por estos diarios”. En su opinión, estos cinco periódicos se posicionaron a favor del gobierno estadounidense cuando éste inició su enfrentamiento con Wikileaks.

Así, los cinco anunciaron que se coordinarían en la selección de los cables y sólo publicarían aquellos que no representen amenazas para la seguridad de los países y las personas. Por su parte, El País manifestó su decisión de “aceptar los compromisos a los que The New York Times llegue con el Departamento de Estado para evitar la difusión de determinados documentos”. El periódico español también señaló que desconoce los criterios con los que fue seleccionado el paquete de cables que llegó a sus manos.

En definitiva: Wikileaks recibió cientos de miles de cables de los cuáles seleccionó algunos para ofrecérselos sólo a cinco medios, los cuales, tras realizar una nueva selección, los utilizaron para elaborar sus informaciones. De esta manera, lo que en principio se veía como un acto de democratización de la información ya no lo parece tanto.

Tratamiento mediático

Llegados a este punto, es necesario analizar cómo publicaron estos medios la información que les fue proporcionada por Wikileaks. Además del pacto que alcanzaron para evitar la difusión de asuntos que afectasen a la seguridad de países o personas, conviene recordar que cada uno de ellos ha utilizado las filtraciones en base a su línea ideológica e intereses.

Según Michel Chossudovsky, The New York Times realizó una difusión selectiva de los cables, “enfocándose en áreas que apoyan los intereses de la política extranjera de EEUU”, como el programa nuclear iraní, Corea del Norte, Arabia Saudí, el apoyo de Pakistán a Al-Qaida, etc.

Mientras que los cables se usan como “prueba” de que Irán representa una amenaza, las mentiras y fabricaciones de los medios corporativos referentes al supuesto programa iraní de armas nucleares no tienen ningún sustento en los cables puesto que en ellos no aparece ninguna mención al respecto. Michel Chossudovsky

Por ejemplo, nos encontramos también con que ninguno de estos medios publicó nada acerca de la sugerencia realizada por el Mossad israelí a Estados Unidos para perpetrar un golpe de Estado en Irán en 2007. Según el cable, esta iniciativa contaría con el apoyo de países de la región, como Jordania, Arabia Saudí y los países del Golfo, que verían con preocupación el acceso de Irán a material nuclear.

Por su parte, los investigadores Gareth Porter y Jim Lobe matizan esta versión y critican que los medios estadounidenses como The New York Times o The Washington Post utilizaron la presunta preocupación de los países árabes respecto al programa nuclear iraní para manifestar que estos aprobarían un futuro ataque contra el régimen de Teherán. Y es que, según estos autores, los cables también informaban de los recelos de algunos países árabes sobre una posible intervención en Irán: “Los documentos confidenciales muestran la preocupación de los gobernantes árabes sobre la influencia regional y las ambiciones de Irán, pero también sugieren que tienen poco o ningún interés en una acción militar contra la República Islámica, salvo quizá el rey Hamad, de Bahrein, único un país de mayoría chiita.

El periodista e investigador Pascual Serrano, criticó el escaso interés que El País otorgó al cable que hace referencia a “una reunión del ex presidente y golpista ecuatoriano Lucio Gutiérrez con el embajador de Estados Unidos en Bogotá en 2005”. “El pasado 30 de septiembre de 2010, Lucio Gutiérrez estuvo frente al intento de golpe de Estado y magnicidio contra el presidente Correa en Ecuador”. En el documento, Gutiérrez expresó a Estados Unidos, en el caso de lograr la presidencia de Ecuador, su disposición a ayudarles a luchar contra Chávez.

Este autor también añade que El País utilizó una insinuación de un diplomático estadounidense en La Paz, Bolivia -según la cual Venezuela podría haber ayudado a pagar el salario del ejército boliviano, aunque, según el cable, este aspecto “no está confirmado”- para elaborar la siguiente información: “Chávez compra lealtades en el seño de Ejército boliviano”.

Y continuando con el seguimiento a El País, Iroel Sánchez destacó cómo este medio tampoco habló sobre el cable que informaba de una reunión mantenida en 2008 por el Encargado de Negocios de EEUU en Madrid, Hugo Llorens, con representantes de instituciones como ABC, Europa Press, BBVA, FAES o PRISA, editora de El País. Según el cable, en esta reunión se habló de temas como Cuba, Venezuela, México, Colombia o Argentina.

Otros medios se dedicaron a intentar demostrar supuestos incumplimientos de la normativa por parte de Wikileaks para justificar el acoso y persecución contra Assange. Así, la cadena Fox News publicó sin argumentar prueba alguna que el “Sitio en la red Wikileaks no está protegido por la ley sueca, dicen analistas legales”. Por su parte, según Maximillian C. Forte, el Wall Street Journal afirmó que “había obtenido una carta de cinco organizaciones de derechos humanos, crítica por el hecho de que Wikileaks no haya eliminado los nombres de informantes civiles afganos en los archivos que se hicieron públicos”.

REFERENCIAS

-Wikileaks Website Not Protected by Swedish Law, Legal Analysts Say. Foxnews.com, 6/8/2010

-Rights Groups Join Criticism of Wikileaks. Online.wsj.com, 9/8/2010

-¿Guerra contra Wikileaks? Rebelión.org, 16/8/2010

-La prensa contra Wikileaks. Pascualserrano.net, 1/9/2010

-La mayor filtración de la historia deja al descubierto los secretos de la política exterior de EEUU. El País, 28/11/2010

-El cártel de los medios. El Periódico de Catalunya, 30/11/2010

-Cable de la embajada de Madrid sobre la opinión de España del Gobierno argentino. El País, 1/12/2010

-El Mossad israelí presentó a EEUU un plan para ejecutar un golpe de Estado en Irán. Mundoarabe.org, 01/12/2010

-Cable sobre las dudas de militares bolivianos de la lealtad de sus fuerzas. El País, 3/12/2010

-Chávez compra lealtades en el ejército boliviano. El País, 4/12/2010

-Wikileaks: cables filtrados y distorsiones. Ipsnoticias.net, 7/12/2010.

-Cable en el que el ex presidente de Ecuador pide unirse a EEUU contra Chávez. El País,

10/12/2010

-Interpretando la filtración de Wikileaks. La Jornada, 11/12/2010

-Consejero Delegado del Grupo PRISA en cable de Wikileaks pero El País no se entera. Lapupilainsomne.wordpress.com, 12/12/2010

-Wikileaks: la distancia entre los cables y la información difundida. Pascualserrano.net, 15/12/2010

-¿Quién está detrás de Wikileaks? Primera parte. Rebelión.org, 18/12/2010

-¿Quién está detrás de Wikileaks? Parte 2. Rebelion.org, 19/12/2010

- Cable con estrategias para detener el programa nuclear de Irán. El País, 19/12/2010

- Wikileaks y la democracia. El País, 23/12/2010

-“Wikileaks no es un nuevo periodismo, es un síntoma de los últimos años en Internet”. El País, 23/2/2011

-¿Quién sostiene a Assange/Wikileaks?, Rebelión.org, 25/12/2010


“Wikileaks no es un nuevo periodismo, es un síntoma de los últimos años en Internet”. El País, 23/2/2011

Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Wikileaks y la democracia. El País, 23/12/2010

El Mossad israelí presentó a EEUU un plan para ejecutar un golpe de Estado en Irán. Mundoarabe.org, 01/12/2010.

Ídem.

Interpretando la filtración de Wikileaks. Diario La Jornada, 11/12/2010

Wikileaks: La distancia entre los cables y la información difundida. Pascualserrano.net, 15/12/2010

La prensa contra Wikileaks. Pascualserrano.net, 1/9/2010

La mayor filtración de la historia deja al descubierto los secretos de la política exterior de EEUU. El País, 28/11/2010

¿Quién está detrás de Wikileaks? Primera parte. Rebelion.org, 18/12/2010

¿Quién está detrás de Wikileaks? Primera parte. Rebelion.org, 18/12/2010

El Mossad israelí presentó a EEUU un plan para ejecutar un golpe de Estado en Irán. Mundoarabe.org, 01/12/2010.

Cable con estrategias para detener el programa nuclear de Irán. El País, 19/12/2010

Wikileaks: cables filtrados y distorsiones. Ipsnoticias.net, 7/12/2010

Wikileaks: la distancia entre los cables y la información difundida. Pascualserrano.net, 15/12/2010

Cable en el que el ex presidente de Ecuador pide unirse a EEUU contra Chávez. El País, 10/12/2010

El cártel de los medios. El Periódico de Catalunya, 30/11/2010

Cable sobre las dudas de militares bolivianos de la lealtad de sus fuerzas. El País, 3/12/2010

Chávez compra lealtades en el seno del Ejército boliviano. El País, 4/12/2010

Consejero delegado del Grupo Prisa en cable de Wikileaks y El País no se entera. Lapupilainsomne.wordpress.com, 12/12/2010

Cable de la embajada de Madrid sobre la opinión de España del Gobierno argentino. El País, 1/12/2010

Wikileaks Website Not Protected by Swedish Law, Legal Analysts Say. Foxnews.com, 6/8/2010

¿Guerra contra Wikileaks? Rebelion.org, 16/8/2010

Rights Groups Join Criticism of Wikileaks. Online.wsj.com, 9/8/2010

Wikileaks ¿una tormenta pasajera?

Marzo 30th, 2011 miriamsuarez No comments

Este artículo pretende abordar el punto de inflexión que supuso Wikileaks en el mundo de la diplomacia internacional. ¿Los cables son realmente tan peligrosos como dicen ser? ¿Es esto el fin de la diplomacia o simplemente un cambio forzado para mejorarla? ¿Deberían tener los ciudadanos acceso a toda la información referente a las medidas adoptadas por su Gobierno?

Para intentar arrojar un poco de luz sobre estas cuestiones me he centrado en la lectura de tres grandes revistas alemanas centradas en el análisis político como lo son: STERN, FOCUS y SPIEGEL. En ellas, diversos personajes del mundo político, intelectual y científico han aportado su punto de vista sobre el caso Wikileaks y su presunto peligro para la diplomacia.

La información, el cuarto poder

El conocimiento es considerado como algo positivo, estar informado significa contar con ciertas ventajas sobre personas que no los están. Pero si el conocimiento es algo bueno, se puede suponer, que saber más sobre el funcionamiento de tu país y sobre lo que piensan los miembros de tu Gobierno también es algo positivo. En una democracia, se presupone, que los ciudadanos deben emitir un juicio sobre su Gobierno, pero si éste mantiene en secreto lo que está haciendo, los ciudadanos no podrán tomar una decisión correcta y fundamentada. Es comprensible, que los ciudadanos tengan un interés legítimo de conocer las medidas adoptadas por su Gobierno.

Sin embargo, no siempre la transparencia informativa es mejor que el secretismo. Es la opinión de Paul Schroeter en el New York Times [1]. Según él, una transparencia absoluta no es buena ni posible. Aunque reconoce que es completamente legítimo que los ciudadanos quieran alcanzar ese ideal de transparencia absoluta, ya que demuestra que tienen inquietudes políticas. Schroeter opina que la información, como arma poderosa, debe estar controlada. Porque en caso de caer en las manos equivocadas puede causar mucho daño.

Con Internet se ha abierto un nuevo mundo de posibilidades para los ciudadanos en su desafío por estar informados. La publicación de los cables de Wikileaks ha lanzado una lanza a favor de los ciudadanos. Les ha dado una herramienta poderosa para someter a sus Gobiernos a una creciente presión, dado que éstos se ven obligados a hacer una política más transparente. Pero Internet también implica ciertas desventajas como la fiabilidad de la información, puesto que cualquier persona puede acceder a este medio, y desconocemos las intenciones de la información.

Julian Assange es para algunos un héroe, que reta a los poderosos del mundo a gobernar con total transparencia y arroja luz sobre sus actividades secretas. Para otros es un villano, que gracias a sus publicaciones ha hecho peligrar las relaciones diplomáticas entre los países y ha impedido la colaboración entre Estados. Villano o héroe, lo cierto es que la plataforma virtual ha iniciado una nueva era en la cual cualquier persona con tan sólo un clic puede convertirse en informador secreto.

Wikileaks ¿un duro golpe para la diplomacia?

A nadie le gusta que se hagan públicas sus conversaciones privadas y las opiniones emitidas sobre otras personas, y menos si estás no son muy positivas. Esto mismo es lo que ha sucedido con Wikileaks. No son pocos, los que muestran su disconformidad con las publicaciones y hablan de graves consecuencias y de un peligro imperativo en el mundo diplomático.

Según John Kornklum [2], antiguo embajador de Estados Unidos en Alemania, Wikileaks ha causado un gran revuelo, pero también una profunda crisis en la diplomacia internacional. Kornblum alega que la diplomacia se basa en la confianza y ésta es inexistente ahora mismo. “Si tuviese que mantener una conversación, en estos momentos, con un diplomático americano, me pensaría dos veces lo que digo.” Kornblum cree que a partir de ahora los diplomáticos tendrán que trabajar de forma distinta. Según él, la era de las relaciones diplomáticas basadas en la confianza y el diálogo confidencial se han acabado.

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs [3], por su parte manifestó que la publicación podría poner en peligro la buena relación con los dirigentes de otros Estados. Gibbs condenó la publicación y la tachó de inconsciente y peligrosa. Según él, la confianza depositada en Estados Unidos quedó fuertemente dañada y la magnitud de los daños es aún incierta. Para la ministra de asuntos exteriores Hillary Clinton no hay nada heroico en el hecho de poner a personas inocentes en peligro y no hay nada de valiente en sabotear relaciones pacíficas entre naciones.

¿Qué valor tiene la diplomacia, si ya no puede tener secretos? La respuesta: ninguna. ¿Qué puede lograr la diplomacia si se defiende la confianza? Mucho. Estas son las palabras de Alvin Adams, antiguo embajador de EEUU con más de 30 años de experiencia en la diplomacia internacional. [4]

La diplomacia es comunicación, es flujo de información. Los diplomáticos deben saber escuchar, deben opinar sobre temas controvertidos y mediar entre diferentes puntos de vista. Deben encontrar soluciones antes de que los problemas desemboquen en violencia. En una negociación se trata de encontrar alternativas, ideas y soluciones en un ambiente de confianza. Para poder trabajar con eficacia, muchas veces, los diplomáticos deben conocer a fondo el país con el que están tratando: conocer sus estructuras políticas, sus entramados diplomáticos y sus puntos débiles.

A modo de conclusión se puede afirmar, que no son pocos los que opinan que la publicación masiva de los cables ha significado un duro golpe para la diplomacia. Las bases sobre las cuales estaba fundamentada: la confianza, han sufrido un daño estructural que hace tambalear todo el conjunto. Reparar los daños y volver a instaurar dicha confianza conllevará tiempo. Sin embargo, el asunto Wikileaks no hará inservible la diplomacia, simplemente hará plantearse cambios en la misma.

[1] http://www.welt.de/debatte/article11619919/Offenheit-ist-das-Ideal-der-modernen-Diplomatie.html#

[2] http://www.spiegel.de/international/world/0,1518,731794,00.html

[3]http://www.focus.de/politik/weitere-meldungen/usa-wikileaks-veroeffentlichung-ist-der-gau-fuer-die-amerikanische-aussenpolitik_aid_576709.html

[4] http://www.theeuropean.de/alvin-adams/5206-wikileaks-und-die-diplomatie

Categories: General Tags:

El origen de las revueltas en el mundo árabe y Wikileaks

Marzo 30th, 2011 antoniobarneto No comments

Cuando wikileaks decidió difundir más de 250.000 documentos del Departamento de Estado, pone de manifiesto no solo la fragilidad de Estados Unidos, sino también la vulnerabilidad que puede tener un país como puede ser Túnez o un conjunto de estos, como son los Estados árabes en general, frente a las plataformas tecnológicas.

Esa vulnerabilidad quedaba demostrada el 17 de julio de 2009. En esta fecha, el embajador de Estados Unidos Robert F. Godec redactaba a su homólogo y sucesor al cargo en la embajada de Estados Unidos en Túnez un informe sobre el país que dejaba. Desconocía el y la diplomacia en general que un año, después en diciembre del 2010, sus comentarios iban a ser la primera piedra en la revolución del pueblo de Túnez. Ciudadanos muy descontentos con el régimen gobernante verían en estas filtraciones, donde se ponía de manifiesto al público internacional la forma de gobernar existente en el país, el detonante para saltar en contra de la figura de su máximo mandatario Ben Ali y su familia. Cable sobre la corrupción de la familia del presidente tunecino, Ben Ali 16/06/2009

Cabría hacerse la pregunta entonces de cuanto control debe tener un Estado o no sobre la información que circula por Internet y si cualquier información crítica puede ser publicable en la Web para evitar así las consecuencias que pudiese tener en la sociedad en general.

Rápidamente, el gobierno tunecino bloqueó el acceso a distintas páginas con aquellas filtraciones que se iban lanzando a través de la red. En primer lugar bloquearon http://tunileaks.appspot.com/ (sin https). Un día después, bloquearon la dirección IP de Google App Engine (209.85.229.141) a fin de bloquear Tunileaks en la página https, haciendo a appspot.com parcialmente no disponible en el país.

Incluso la versión electrónica del diario libanés ‘Al Akhbar’ fue censurada en Túnez después de la publicación de algunos cables dados a conocer por Tunileaks.

Vemos entonces, que esa sucesión de cables van a provocar un profundo cambio en la manera que trabajan los diplomáticos en las Embajadas y en la diplomacia en sí.

Antiguamente eran los Embajadores los mejores conocedores del país en el que servían, siendo ellos quienes diseñaban la política exterior de su país hacia el Estado en que estaban destinados. Hoy en día su papel queda ligado a la gestión de la política dada por el Estado e informar de sus consecuencias.

Tras lo acontecido se pone de manifiesto que el discurso que toman los diplomáticos ha quedado expuesto a la opinión pública y puesto en entre dicho por las sedes centrales de los ministerios de Exteriores en cuanto a la escasa calidad de la información que viene de las Embajadas.

Los distintos cables que han ido apareciendo, nos fundamenta que Wikileaks se ha convertido en un actor condicionante de las relaciones internacionales que combinado con la fuerza de los medios de comunicación han motivado que esas filtraciones, como se ha puesto de manifiesto, lleven a gobiernos a verdaderas crisis hasta conseguir el derrocamiento de su máxima figura.

¿Cómo queda entonces la figura de los embajadores y los diplomáticos? ¿Qué consecuencia puede tener para los mencionados en los mensajes? Está claro que la respuesta de estas preguntas implicará a la diplomacia estadounidense, pero pone en entre dicho o hace dudar de la diplomacia en general

Ahora tras las filtraciones, las Embajadas tendrán que cambiar su manera de trabajar y podríamos decir que en cierta manera wikileaks ha sido en gran parte culpable del fin de la diplomacia que hasta ahora entendíamos como clásica.

Nos planteamos entonces como una institución Wikileaks, fundada en 2006 y dirigida por una simple persona, Julian Assange, puede ser el origen de poner al descubierto la vulnerabilidad de toda una primera potencia como es Estados Unidos pudiendo comprometer con sus filtraciones la política exterior del país y teniendo consecuencias directas con otros Estados. ¿Cabría pensar que estamos ante una conspiración? Recordemos que estamos hablando de una institución que nace con un presupuesto cercano a los 300 millones de euros anuales que lanza a través de los principales medios de comunicación 250.000 documentos, podría ser factible entonces pensar que hay algo más que una labor de información.

La finalidad, de la mayor filtración de documentos secretos de la historia, no parece que vaya a denunciar los abusos del Estados, sino a revelar todo tipo de información de una forma indiscriminada. Hecho que se pone de manifiesto cuando se alía en cierta manera con cinco medios diferentes (The New York Times, Der Spiegel, The Guardian, El país y Le Monde) que son los que han dado por sentado, sin reparar en el origen de la fuente y sin plantear que reparos éticos haya podido provocar. ¿Es legítimo publicar documentos sustraídos a su propietario y que con la difusión y uso de estos puede dañar su imagen y tener implicaciones en la sociedad? Parece claro, como se pone de manifiesto en análisis publicado por el diario el país “lo que de verdad ocultan los Gobiernos” 19/12/2010 [1], que aunque pueda suponer riesgos el deber de un diario consiste en publicar aquello que haya averiguado y en buscar las noticias allá donde las pueda conseguir obviando la de proteger a los Gobiernos y al poder en general.

Antonio Barneto Ochoa

•[1] http://www.elpais.com/articulo/internacional/verdad/ocultan/Gobiernos/elpepuint/20101218elpepuint_23/Tes

Túnez según los cables diplomáticos filtrados por Wikileaks Diario el País 14/01/2011 http://www.elpais.com/articulo/internacional/Tunez/cables/diplomaticos/filtrados/Wikileaks/elpepuint/20110114elpepuint_10/Tes

Cable sobre la corrupción de la familia del presidente tunecino, Ben Ali http://www.elpais.com/articulo/internacional/Cable/corrupcion/familia/presidente/tunecino/Ben/Ali/elpepuint/20101213elpepuint_10/Tes

The first Weakleaks revolution? Foreing Policy 13/01/2011 http://wikileaks.foreignpolicy.com/posts/2011/01/13/wikileaks_and_the_tunisia_protests?sms_ss=twitter&at_xt=4d2fbd11812912cc,0

Categories: Wikileaks Tags: ,