Archive

Author Archive

WIKILEAKS Y LAS CUMBRES INTERNACIONALES SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO

Marzo 31st, 2011 nuriasanchez No comments

Para la redacción de este ensayo me ha sido muy útil haber seguido en tiempo real la información publicada por el periódico El País y los otros medios elegidos por Wikileaks para difundir los cables, y varios reportajes de RTVE. A partir de ahí, seleccioné los cables que interesaban a mi investigación. Asimismo, he leído los principales tratados en relación con los acuerdos y cumbres sobre cambio climático, además de informes sobre la cuestión realizados por think tanks.

Desde que el pasado 28 de noviembre el periódico El País comenzara a publicar los documentos de Wikileaks, la opinión pública no ha salido de su asombro, debido a la confirmación de la ocultación desde los gobiernos, políticos y diplomáticos de información, y no sólo eso, sino la constatación de que públicamente se decía una cosa, y de puertas para adentro las acciones eran bien distintas.

Entre la ingente cantidad de información aún no totalmente desvelada, se encuentran documentos relativos a cumbres internacionales sobre cambio climático. Teniendo en cuenta los intereses económicos derivados para algunos Estados, que tendrán que pagar a partir de 2012 los derechos de emisión de gases de efecto invernadero, no es raro que algunos países parte hayan tenido un doble discurso.

La mayoría de los cables difundidos hasta ahora hacen referencia a la cumbre internacional sobre cambio climático celebrada en Copenhague. La información publicada arroja luz sobre las verdaderas relaciones internacionales que se dejan entrever en los encuentros multilaterales, en los que no sólo relucen los temas a tratar según la agenda oficial, sino que también influyen otros asuntos como las relaciones económicas y de poder.

Así, durante la cumbre de Copenhague, la Unión Europea (se entiende, sus representantes) se sintieron desplazados y excluidos del grupo “de poder” de la negociación. Según un cable confidencial emitido desde la Embajada de Bruselas a Washington, Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, se refirió a la cumbre como “increíble desastre”, añadiendo que Europa había sido “maltratada” y “excluida”. En la conversación que según el cable mantienen Van Rompuy con el embajador estadounidense Howard W. Gutman, éste le responde que él no estuvo allí, pero que según los informes que había visto, parecía más un encuentro caótico que una decisión de excluir a Europa, a lo que Rompuy responde que “ellos podrían sin duda haber llamado a Europa y decirnos que fuéramos”, y concluyó con “los encuentros multilaterales no funcionarán”[1]. La importancia de esta conversación radica en saber cómo funcionan realmente este tipo de cumbres, y las alianzas que se llevan a cabo tras la cortina.

En otro cable confidencial emitido a Washington[2], se narra la conversación mantenida entre la comisaria de Cambio Climático de la Unión Europea, Connie Hedegaard, y Michael Froman, representante de la Casa Blanca (reunión el día 27 de enero en Bruselas con veinticinco miembros de la Unión Europea). En ella, Hedegaard le pregunta a Froman sobre los esfuerzos que en materia legislativa está haciendo los Estados Unidos y las dinámicas políticas en torno a las elecciones al Congreso y cómo podrían éstas influir en la cooperación internacional en su avance hacia la cumbre de Cancún. A lo que Froman responde que los Estados Unidos, haciendo caso omiso del objetivo internacional de trabajar en la aplicación del Acuerdo de Copenhague así como en los demás temas de las Naciones Unidas, no va a cambiar. Y añade que seguirán trabajando con la legislación interna.

ABANDERADOS DE LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

En el año 2006, Al Gore, el que fue vicepresidente de los Estados Unidos, encabezó una campaña dirigida a dar a conocer los riesgos del cambio climático a lo largo de varios años ofreciendo conferencias por diversos lugares del mundo. Esta ocupación le llevó a recibir el Premio Nobel de la Paz, junto con el Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas en 2007.

Indudablemente, todo aquel activista o ciudadano simplemente preocupado por el planeta debe agradecer que durante esa etapa, y gracias a él y a su equipo de comunicación, la lucha contra el cambio climático estuviera en boca de todos. No había medio de comunicación que no se hiciera eco de su documental, Una verdad incómoda, y de su libro, con el mismo nombre. Ni siquiera la alfombra roja se libró de la ola verde que azotaba a la sociedad occidental, siendo testigo de cómo el documental se llevaba el Óscar. En España no fuimos menos, y le otorgamos nuestro máximo galardón, el Premio Príncipe de Asturias en la modalidad de Cooperación Internacional. Pero, ¿qué beneficio extrajo él?

Tras la cumbre de Cancún, el presidente boliviano, Evo Morales, proclamó que “los pueblos del mundo tienen una gran bandera de lucha para defender los derechos humanos defendiendo los derechos de la Madre Tierra”, añadiendo que “los principios, los valores no se negocian y jamás Bolivia va a negociar los principios de los pueblos del mundo”, lamentando “que si algunos pequeños países aceptaron, fue por la plata”[3].

Sin embargo, según el cable de Wikileaks publicado por el diario El País el pasado día 3 de diciembre[4], en el informe que se envía desde la embajada de Estados Unidos en La Paz a Washington se apunta a que a pesar de que Bolivia ya esté sufriendo
daño real de los efectos del calentamiento global, parece que Evo Morales

prefiere sumar puntos de retórica en lugar de contribuir a una solución. Esta posición radical le valió los aplausos de los grupos anti-globalización, pero le ha distanciado de muchos países desarrollados y la mayoría de los vecinos de Bolivia. La evaluación desde la embajada estadounidense es que Bolivia queda fuera del alcance de Copenhague, al menos hasta que Morales considere los límites de su enfoque.

En el mismo cable, y siempre según la información enviada por el diplomático estadounidense, se dice que Evo Morales parecía deleitarse en su posición en la Cumbre de Copenhague, ridiculizando las propuestas de los países desarrollados, y haciendo extraordinarias demandas de reparación y ayuda. El embajador danés en Bolivia, Morten Elkjaer, contó a los representantes de Estados Unidos que Morales canceló la mayor parte de su programa bilateral en el último momento, incluidas las reuniones con las empresas de energía limpia, los expertos de energía sostenible, y las principales empresas danesas y federaciones de trabajadores. El primer ministro danés, Rasmussen, pasó unos desagradables treinta minutos con Morales, según Elkjaer, en los cuales el presidente boliviano agradeció la ayuda bilateral (Dinamarca dona a Bolivia unos 30 millones de dólares anuales en ayudas), pero rechazó tratar las cuestiones sobre cambio climático. ¿No resulta contradictorio hablar del dinero que reciben otros países al mismo tiempo que también se recibe, y sin embargo, no dar ninguna opción a la negociación?

CONCLUSIONES

Tras dieciséis Conferencias de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la integración de todos los países resulta fundamental para la negociación. El hecho de que los países más contaminantes del mundo sean los más reticentes a cumplir lo pactado en el Protocolo de Kyoto, hace que los esfuerzos realizados por los demás Estados parte sean insuficientes. Los cables emitidos por las embajadas estadounidenses a lo largo y ancho del mundo ponen en evidencia las trifulcas ocurridas durante las cumbres internacionales, en algunas ocasiones, más propias de “patio de colegio”, que de los responsables últimos de la salud del planeta y de todos los que vivimos en él[5].

Es ahora cuando, una vez conocidas las citadas informaciones difundidas desde Wikileaks, las ONGs y la sociedad civil en general tendrán qué valorar qué responsabilidades pedir a sus dirigentes, depositarios de la voluntad que adquieren los Estados cuando firman un acuerdo y del deber de intentar dejar un “mundo mejor” para sus ciudadanos.

BIBLIOGRAFÍA

Comunicados de prensa de Naciones Unidas publicados en la página web de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático: http://unfccc.int/

Información de cables de Wikileaks publicada en el periódico El País.

Página web de Wikileaks.

Informe de Oxfam Internacional: Ahora más que nunca: unas negociaciones a favor de quienes más lo necesitan.

Informes de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. (Se han utilizado los informes de todas las sesiones).

Protocolo de Kyoto sobre la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Texto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Carta por la que la Unión Europea se compromete a la reducción de emisiones a los objetivos de 2020.

Noya, Javier (2007). “Diplomacia pública para el siglo XXI”. Real Instituto Elcano.

De Paz Báñez, Manuela A. (1998). “Economía mundial. Tránsito hacia el nuevo milenio”. Pirámide.

Diez de Velasco, Manuel (2006). “Instituciones de derecho internacional público”. Tecnos.

Del Arenal, Celestino (1984). “Introducción a las relaciones internacionales”. Tecnos.


[1] Documento 242382 de Wikileaks, publicado por el periódico El País el día 3 de diciembre de 2010.

[2] Documento 249182 de Wikileaks, publicado por el periódico El País el día 3 de diciembre de 2010.

[3] Agencia de noticias EFE, 13 de diciembre: Evo Morales se proclama vocero de los “pueblos del mundo” pese a su derrota en Cancún.

[4] Documento 247943 de Wikileaks, publicado por el periódico El País el día 3 de diciembre de 2010.

[5] Según el informe publicado por Oxfam Internacional, Ahora más que nunca: unas negociaciones a favor de quienes más lo necesitan, ha habido 21.000 muertos a causa del cambio climático en los primeros nueve meses de 2010