Julián López García.

El profesor Julián López García participó en el Curso II, Bases Sociológicas y Antropológicas de la Agroecología, que transcurrió entre los días 26 y 30 de enero; exponiendo en lo particular el viernes 30. Su participación estaba programada con el tema: Bases Antropológicas de la Agroecología, a la cual no asistí y no quedó respaldo. Sin embargo, Alicia me hizo el favor de elaborar una síntesis de la misma que ahora incluyo en esta entrada.

30/1/ 2009

Profesor: Julián López García (UCO)

Contacto: fs1logaj@uco.es

Lleva a cabo un estudio acerca de la alimentación en diferentes partes del mundo en relación a la adaptación (“bueno para comer y bueno para pensar”). Estudios del hambre (hambruna en Guatemala, 2001), fracaso de las donaciones por no contemplar la realidad sociocultural del país afectado.

Defiende que no elegimos la comida en realidad por ser lo mejor para la salud, de ahí que se pueda decir que somos irracionales en algunos aspectos.

Ejemplo: la gente en España, durante la post-guerra, prefirió morir de hambre a comer animales como cigüeñas, búhos, urracas (que tienen muchas más carne que cualquier paseriforme). Son pre-conceptos, no nos centramos solo en la necesidad fisiológica para comer, la mente juega un papel importante en todo ello.

Entrevistas. Cómo abordar los primeros pasos en el campo

Es más fácil abordarlo preguntándonos ¿qué pasos no hay que dar?

Prejuicios etnocéntricos. Idea mitificada de campesinos tradicionales e indígenas que nos contarán sobre su sabiduría popular. No siempre es así. No tienen porque tener esa cultura ecológica (hay que romper el mito). Hay que ir al campo sin preconcepciones, sin prejuicios ni negativos ni positivos.

La diversidad en los indígenas del mundo es muy grande, podemos encontrar de todo, pueden ser destructivos sin haber tenido influencia occidental.

También es importante no desesperarnos cuando preguntamos algo y obtenemos una respuesta inesperada, probablemente lo importante se halle en el mensaje. Y debemos procurar minimizar los influjos del etnocentrismo.

Libro recomendado: EL ANTROPÓLOGO INOCENTE

La ideología y mitificación de los indígenas proviene de los primeros ecologistas de EE.UU. en contacto con los indios de Norteamérica (carta del Jefe Seatle al Gobernador Blanco).

Debemos considerar que siempre nos estarán enseñando cosas, quizás no de la forma que esperamos, por ello hay que estar abierto y receptivo.

Llaman “grupos de prestigio” a aquellos que crean normas y modelos que los demás imitan, imposición de modelos. Pero, ¿qué es el prestigio? ¿qué o quién lo determina?

Ejemplo respecto  a la moda: Madonna.

Existe la necesidad de conseguir identidad de grupo, que nos permite compararnos con otros. Sentirnos arropados por gente que es como nosotros.

El bárbaro es, ante todo, la persona que cree en la barbarie. Levi Strauss (antropólogo).

Ejemplo: la llegada de Colón y el contacto con los antillanos.

La mayoría de las culturas tienen tintes etnocentristas, consideran su cultura como mejor frente al resto.

Para la humanidad sería problemático tanto una tendencia a la divergencia absoluta, como también a la convergencia o igualdad absoluta. Tenemos que tener diferencias para poseer una identidad, buscar un equilibrio. Y por supuesto, evitar la idea de la superioridad moral.

Búsqueda de diálogo entre iguales, esto se complica por lo que cargamos sobre nuestras espaldas, nociones de superioridad, etc.

Los cambios se producen pero poco a poco, y no llegando de golpe con pancartas llamando bárbaro al que conserva ciertas prácticas culturales (ejemplo: tradición festera de que los niños persigan y maten gallinas). La autoridad realmente se consigue en la cercanía, cuanto más lejos, la autoridad disminuye.

Lectura recomendada: Cómo hacer un buen trabajo de campo. Valinoski (uno de los padres de la antropología). Supuestamente esta en el aula-virtual.

El tener los principios estrictamente científicos viene de origen del querer conocer al otro.

Querer hacer política y querer transformar sin más, o ser vector de una ONG (es otra cuestión), y a la larga tiene sus consecuencias negativas (“una vez te hacen la cruz en el campo es difícil librarte de ella” se refiere a que meter la pata en trabajo de campo puede sentenciar tus propósitos de estudiar esa comunidad, etc.; que puedes esforzarte mucho pero por un fallo tirarlo todo al traste).

Las lecturas que se hagan de la zona objeto de estudio no deben condicionar y crear perjuicios. Cuando vayamos al estudio hay que procurar ir “vírgenes” en cuanto a los conceptos.

Hay que esforzarse por integrarse al máximo en las comunidades, generar confianza. Fundamental la integración culinaria. Pero hay que “bajarnos los humos”, realmente NUNCA serás uno de ellos. Puedes ser empático, pero es prioritario que mantengas la humildad como sistema.

La clave de la entrevistas es hacer buenas preguntas (la cercanía y el calor ayuda en ello). Se produce un aprendizaje por parte de entrevistados-entrevistador.

Las re-entrevistas son las mismas preguntas para diferentes personas.

Los contactos previos son fundamentales a la hora de introducirse en un lugar (profesores o quien sea que haya estado antes allí).

Y cuidado con los regalos (hay diferencias en las valoraciones). Ejemplo: regalo de un reloj de alto valor, la persona a la que se lo regala en la comunidad lo tiene tomando polvo en un rincón sin darle importancia; sin embargo, una mera postal está colgada como centro en un sitio bien visible. No hay que tomarse a mal nada de eso.

Buscar las relaciones de poder y simpatía en la comunidad. Proceso introductorio de acercamiento a una cultura (patrón universal):

Infraestructura (cómo los hombres se relacionan con la naturaleza)/ estructura (modelos de relación de unos hombres con otros hombres)/ Superestructura (relación con lo sobrenatural).

Dirigir las conversaciones en primera instancia hacia cosas “tecnológicas” como las casas, las herramientas cotidianas, la vestimenta, la cocina, etc., con tal de ganar confianza.

Después relaciones de poder (la idea de jerarquización en la familia, en la comunidad, relaciones con el exterior).

Lo último y más problemático son los mitos, creencias y rituales.

Se van completando. Cuando se abarca las relaciones de diferente índole es cuando se comprende.

Prudencia ante todo para no meter la pata en lo posible. Si se habla un idioma diferente, intentar aprenderlo. Si es el mismo, aprender la retórica, la jerga (también se puede matar la pata al respecto). Las incorrecciones se toman muchas veces con humor, pero no siempre.

Aplicar métodos cualitativos para la obtención y manipulación de los datos.

Para conocer, es mucho más valiosa la información cualitativa de las entrevistas en profundidad, aunque te tires más de 4 horas. El grado de afectividad que se logra con el diálogo es incomparable.

Observación participante (desde dentro), es más productiva y puede ir acompañada de repertorio de fotografías o videos.

Una vez hecho el trabajo de campo hay que digerirlo, escritura del informe.

Es precisamente cuando estamos ya fuera cuando nos percatamos de ciertas discrepancias o anomalías en la información. ¿Qué hacer?

1.     Lo que yo he leído sobre el tema es diferente a lo que he observado. ¿Qué vale más lo que yo he visto o lo que otros habían visto? No hay que desechar lo que no hemos visto, sino sumarlo.

2.     Distorsión entre los que yo veo y ellos me han contado a mí. Esto se resuelve no fiándote de lo que ves, pero tampoco negar lo que te han dicho por no haberlo visto. Punto de vista emic (la de los nativos), punto de vista etic (la que yo interpreto). Hay que dar una importancia equilibrada a los dos puntos de vista. Privilegiar un punto de vista sobre el otro frecuentemente lleva a error.

3.     Cuando ante una misma cuestión aparecen informaciones radicalmente distintas por parte de las diferentes personas entrevistadas. Puede realmente que estén funcionando todas. Deshecha y validar lo que dice uno u otro es problemático. A veces hay que reformular cuestiones para encauzar, y volver a preguntar.

4.     Discrepancia entre lo que se pregunta y lo que se responde. No hay que deshechas lo que dicen, ni desesperarse, hay que hacer una negociación paciente. A menudo, el origen de ello es que formulamos mal la pregunta. La formulación sin dañar al otro la tenemos en el interior, hay que combinar la prudencia y la valentía.

5.     Ir a un sitio y después de cierto tiempo volver  air, y ver que no hay coincidencias. Tendemos a pensar que lo último es lo mejor, más corregido. Y no, nunca hay que tirar a la papelera las primeras experiencias. La ingenuidad es valiosa, luego si nos acostumbramos podemos pasar por alto cosas. Son importantes todas las versiones, hay que conjugarlas, son complementarias. Error occidental: “lo último es lo mejor”.

6.     Anomalía de la distorsión sistemática: viene de mitificar experiencias. Una cosa es cómo vives las cosas, y otra cómo la recuerdas. Con el tiempo tiendes a mitificar, construcción de un mundo más complaciente con nosotros. Lo que escribimos es lo que pasó. La distorsión sistemática es útil en algunas situaciones, pero no en esto.

Herramienta fundamental: Diario de campo.

 

Deje una respuesta

Puede usar estos tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>