¿Cómo respondieron las unidades de producción agrícola holandesas a la promoción del desarrollo rural?

Dentro del Curso sobre las Bases Sociológicas y Antropológicas de la Agricultura, Jan Douwe van der Ploeg de la Universidad de Wageningen de Holanda, presentó los días 26 y 27 de enero las conferencias: “Estilos agrarios para hacer agricultura ligados con el paisaje” y “El imperio y el campesinado”; ambas referidas al contexto europeo de las últimas décadas y holandés en particular.

Respecto al proceso de promoción del desarrollo rural promovido en Holanda a partir del año 1957, e intensificado desde 1969 dentro del Plan Europeo de Desarrollo, plantea Jan Douwe que la política agraria tenía una expectativa esperada de finca optima, alcanzada a través del incremento de escala y la intensificación en las unidades de producción, de forma que el crédito y todos los servicios iban en función de dicho óptimo, con lo cual se preveía que la totalidad de la fincas diesen el salto de manera sincronizada hacia un estilo agrario.

Sin embargo, entre 1969 y 1981, se observó que las trayectorias empíricas de desarrollo de las fincas conjugaron múltiples estilos agrarios, dependiendo estos de: 1. el repertorio cultural específico del cual partía cada una de ellas; 2. el patrón específico de relaciones técnicas, económicas y sociales dentro de la granja; 3. el patrón específico de interrelaciones con los mercados y proveedores de tecnología (el juego específico de transacción y los costos gobernantes); 4. las respuestas específica a las políticas agrarias, y cada vez más, a los Imperios de Alimentos. De esta forma entonces, los estilos agrarios se diferenciaron marcadamente con agricultores de vanguardia en un extremo y campesinos en el otro.

Como contraparte, narra Jan Douwe la forma como se conjugó la región de Umbría como el corazón verde de Italia, teniendo como eje la cría de ganado autóctono de la raza Chianina en el monte Subasio, cuyo precio se vio altamente incrementado ante la presencia en el ganado comercial de la enfermedad degenerativa del sistema nervioso central de los bovinos detectada en 1986, conocida como enfermedad de las vacas locas (Encefalopatía Espongiforme Bovina) que puede ser transmitida al humano mediante el consumo de animales infectados y que conmocionó al mercado europeo de la carne en 1996 y lo sigue haciendo en la actualidad al reconocerse que el agente causal estuvo relacionado con la alimentación suplementaria al ganado y que su diseminación fuera de Europa, aunque insignificante, es creciente.

Jan Douwe supone que la explicación del “milagro” de Umbría está en: 1. la resistencia campesina; 2. la cultura alimenticia con anhelo de calidad; 3. la autoridad regional; 4. la integración de lo local; 5. la adaptación de la política europea a lo local; 6. la ciencia global pero enfocada cada vez mas en la especificidad.

De donde podría concluirse que es mas pertinente reforzar las soluciones autogestivas consolidadas para la baja aptitud, en lugar de intensificar estrategias para la alta aptitud a través de la irrupción de los procesos de la naturaleza.

En su segunda presentación Jan Douwe van der Ploeg explica la tendencia de crecimiento de la producción lechera en Holanda, y refiere que después de la segunda guerra mundial mantuvo un crecimiento continuo hasta la década de los ochenta donde se estabilizó, hasta llegar a un punto en el que actualmente hay crecientes pérdidas, y no es posible seguir incrementado el nivel de escala, por lo cual la tendencia actual es a la reducción de los costos de producción; pues se aprecia un mayor nivel de subsistencia en el pequeño ganadero que en el grande.

Refiere como las regulaciones del Estado en relación con la producción de leche han crecido, administradas por lo que se conoce como “La vaca global”, en una especie de “cárcel tipo panopticum” bajo la lógica de la autodisciplina al no saber en que momento estas siendo observado por el Estado, lo cual dice, es producto de haber puesto como elemento central de intensificación a la vaca y no el entendimiento holístico del sistema en su conjunto.

Refiere también que el único sector de la economía holandesa que mantiene un creciente valor agregado es la industria alimenticia, cuya emergencia como imperio crece y deja afuera de la producción lechera a un mayor número de ganaderos a la vez que contribuye a la degradación alimentaria.

Supone que la forma de enfrentar estas amenaza por parte de los pequeños productores gira en torno a construir resistencias, sinergias y superioridades; lo cual implicaría: 1. trabajar en modelos multidimensionales en cuanto a niveles y actores; 2. usar las ventajas que ofrece la heterogeneidad; 3. moldearse a las ventajas naturales y sociales; 4. explorar las tendencias y contratendencias; y 5. vincularse a bolsas prometedoras.

Aspectos de las presentaciones del profesor Jan Douwe 

2 comentarios a ¿Cómo respondieron las unidades de producción agrícola holandesas a la promoción del desarrollo rural?

  1. VirgilioBayl
    Febrero 26th, 2016 at 16:26

    I see, that your blog needs unique & fresh articles. I know it’s hard to
    write content manually everyday, but there is solution for this.

    Simply search in google for: Erlory’s Essential Tool

  2. Perry
    Marzo 9th, 2016 at 19:21

    Your website can go viral, you need some initial traffic only.
    How to get initial traffic?? Search in google for: nhuum’s seo

Deje una respuesta

Puede usar estos tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>