Circulo virtuoso de la Biodiversidad

    Circulo Biodiversidad

Olivares en Andalucía

DSC07647

Julián López García.

El profesor Julián López García participó en el Curso II, Bases Sociológicas y Antropológicas de la Agroecología, que transcurrió entre los días 26 y 30 de enero; exponiendo en lo particular el viernes 30. Su participación estaba programada con el tema: Bases Antropológicas de la Agroecología, a la cual no asistí y no quedó respaldo. Sin embargo, Alicia me hizo el favor de elaborar una síntesis de la misma que ahora incluyo en esta entrada.

30/1/ 2009

Profesor: Julián López García (UCO)

Contacto: fs1logaj@uco.es

Lleva a cabo un estudio acerca de la alimentación en diferentes partes del mundo en relación a la adaptación (“bueno para comer y bueno para pensar”). Estudios del hambre (hambruna en Guatemala, 2001), fracaso de las donaciones por no contemplar la realidad sociocultural del país afectado.

Defiende que no elegimos la comida en realidad por ser lo mejor para la salud, de ahí que se pueda decir que somos irracionales en algunos aspectos.

Ejemplo: la gente en España, durante la post-guerra, prefirió morir de hambre a comer animales como cigüeñas, búhos, urracas (que tienen muchas más carne que cualquier paseriforme). Son pre-conceptos, no nos centramos solo en la necesidad fisiológica para comer, la mente juega un papel importante en todo ello.

Entrevistas. Cómo abordar los primeros pasos en el campo

Es más fácil abordarlo preguntándonos ¿qué pasos no hay que dar?

Prejuicios etnocéntricos. Idea mitificada de campesinos tradicionales e indígenas que nos contarán sobre su sabiduría popular. No siempre es así. No tienen porque tener esa cultura ecológica (hay que romper el mito). Hay que ir al campo sin preconcepciones, sin prejuicios ni negativos ni positivos.

La diversidad en los indígenas del mundo es muy grande, podemos encontrar de todo, pueden ser destructivos sin haber tenido influencia occidental.

También es importante no desesperarnos cuando preguntamos algo y obtenemos una respuesta inesperada, probablemente lo importante se halle en el mensaje. Y debemos procurar minimizar los influjos del etnocentrismo.

Libro recomendado: EL ANTROPÓLOGO INOCENTE

La ideología y mitificación de los indígenas proviene de los primeros ecologistas de EE.UU. en contacto con los indios de Norteamérica (carta del Jefe Seatle al Gobernador Blanco).

Debemos considerar que siempre nos estarán enseñando cosas, quizás no de la forma que esperamos, por ello hay que estar abierto y receptivo.

Llaman “grupos de prestigio” a aquellos que crean normas y modelos que los demás imitan, imposición de modelos. Pero, ¿qué es el prestigio? ¿qué o quién lo determina?

Ejemplo respecto  a la moda: Madonna.

Existe la necesidad de conseguir identidad de grupo, que nos permite compararnos con otros. Sentirnos arropados por gente que es como nosotros.

El bárbaro es, ante todo, la persona que cree en la barbarie. Levi Strauss (antropólogo).

Ejemplo: la llegada de Colón y el contacto con los antillanos.

La mayoría de las culturas tienen tintes etnocentristas, consideran su cultura como mejor frente al resto.

Para la humanidad sería problemático tanto una tendencia a la divergencia absoluta, como también a la convergencia o igualdad absoluta. Tenemos que tener diferencias para poseer una identidad, buscar un equilibrio. Y por supuesto, evitar la idea de la superioridad moral.

Búsqueda de diálogo entre iguales, esto se complica por lo que cargamos sobre nuestras espaldas, nociones de superioridad, etc.

Los cambios se producen pero poco a poco, y no llegando de golpe con pancartas llamando bárbaro al que conserva ciertas prácticas culturales (ejemplo: tradición festera de que los niños persigan y maten gallinas). La autoridad realmente se consigue en la cercanía, cuanto más lejos, la autoridad disminuye.

Lectura recomendada: Cómo hacer un buen trabajo de campo. Valinoski (uno de los padres de la antropología). Supuestamente esta en el aula-virtual.

El tener los principios estrictamente científicos viene de origen del querer conocer al otro.

Querer hacer política y querer transformar sin más, o ser vector de una ONG (es otra cuestión), y a la larga tiene sus consecuencias negativas (“una vez te hacen la cruz en el campo es difícil librarte de ella” se refiere a que meter la pata en trabajo de campo puede sentenciar tus propósitos de estudiar esa comunidad, etc.; que puedes esforzarte mucho pero por un fallo tirarlo todo al traste).

Las lecturas que se hagan de la zona objeto de estudio no deben condicionar y crear perjuicios. Cuando vayamos al estudio hay que procurar ir “vírgenes” en cuanto a los conceptos.

Hay que esforzarse por integrarse al máximo en las comunidades, generar confianza. Fundamental la integración culinaria. Pero hay que “bajarnos los humos”, realmente NUNCA serás uno de ellos. Puedes ser empático, pero es prioritario que mantengas la humildad como sistema.

La clave de la entrevistas es hacer buenas preguntas (la cercanía y el calor ayuda en ello). Se produce un aprendizaje por parte de entrevistados-entrevistador.

Las re-entrevistas son las mismas preguntas para diferentes personas.

Los contactos previos son fundamentales a la hora de introducirse en un lugar (profesores o quien sea que haya estado antes allí).

Y cuidado con los regalos (hay diferencias en las valoraciones). Ejemplo: regalo de un reloj de alto valor, la persona a la que se lo regala en la comunidad lo tiene tomando polvo en un rincón sin darle importancia; sin embargo, una mera postal está colgada como centro en un sitio bien visible. No hay que tomarse a mal nada de eso.

Buscar las relaciones de poder y simpatía en la comunidad. Proceso introductorio de acercamiento a una cultura (patrón universal):

Infraestructura (cómo los hombres se relacionan con la naturaleza)/ estructura (modelos de relación de unos hombres con otros hombres)/ Superestructura (relación con lo sobrenatural).

Dirigir las conversaciones en primera instancia hacia cosas “tecnológicas” como las casas, las herramientas cotidianas, la vestimenta, la cocina, etc., con tal de ganar confianza.

Después relaciones de poder (la idea de jerarquización en la familia, en la comunidad, relaciones con el exterior).

Lo último y más problemático son los mitos, creencias y rituales.

Se van completando. Cuando se abarca las relaciones de diferente índole es cuando se comprende.

Prudencia ante todo para no meter la pata en lo posible. Si se habla un idioma diferente, intentar aprenderlo. Si es el mismo, aprender la retórica, la jerga (también se puede matar la pata al respecto). Las incorrecciones se toman muchas veces con humor, pero no siempre.

Aplicar métodos cualitativos para la obtención y manipulación de los datos.

Para conocer, es mucho más valiosa la información cualitativa de las entrevistas en profundidad, aunque te tires más de 4 horas. El grado de afectividad que se logra con el diálogo es incomparable.

Observación participante (desde dentro), es más productiva y puede ir acompañada de repertorio de fotografías o videos.

Una vez hecho el trabajo de campo hay que digerirlo, escritura del informe.

Es precisamente cuando estamos ya fuera cuando nos percatamos de ciertas discrepancias o anomalías en la información. ¿Qué hacer?

1.     Lo que yo he leído sobre el tema es diferente a lo que he observado. ¿Qué vale más lo que yo he visto o lo que otros habían visto? No hay que desechar lo que no hemos visto, sino sumarlo.

2.     Distorsión entre los que yo veo y ellos me han contado a mí. Esto se resuelve no fiándote de lo que ves, pero tampoco negar lo que te han dicho por no haberlo visto. Punto de vista emic (la de los nativos), punto de vista etic (la que yo interpreto). Hay que dar una importancia equilibrada a los dos puntos de vista. Privilegiar un punto de vista sobre el otro frecuentemente lleva a error.

3.     Cuando ante una misma cuestión aparecen informaciones radicalmente distintas por parte de las diferentes personas entrevistadas. Puede realmente que estén funcionando todas. Deshecha y validar lo que dice uno u otro es problemático. A veces hay que reformular cuestiones para encauzar, y volver a preguntar.

4.     Discrepancia entre lo que se pregunta y lo que se responde. No hay que deshechas lo que dicen, ni desesperarse, hay que hacer una negociación paciente. A menudo, el origen de ello es que formulamos mal la pregunta. La formulación sin dañar al otro la tenemos en el interior, hay que combinar la prudencia y la valentía.

5.     Ir a un sitio y después de cierto tiempo volver  air, y ver que no hay coincidencias. Tendemos a pensar que lo último es lo mejor, más corregido. Y no, nunca hay que tirar a la papelera las primeras experiencias. La ingenuidad es valiosa, luego si nos acostumbramos podemos pasar por alto cosas. Son importantes todas las versiones, hay que conjugarlas, son complementarias. Error occidental: “lo último es lo mejor”.

6.     Anomalía de la distorsión sistemática: viene de mitificar experiencias. Una cosa es cómo vives las cosas, y otra cómo la recuerdas. Con el tiempo tiendes a mitificar, construcción de un mundo más complaciente con nosotros. Lo que escribimos es lo que pasó. La distorsión sistemática es útil en algunas situaciones, pero no en esto.

Herramienta fundamental: Diario de campo.

 

María del Carmen Cuellar Padilla

La profesora Mamen Cuellar de la Universidad de Córdoba presentó el tema: La Investigación Acción Participativa (IAP) en Agroecología” y llevó a cabo un ejercicio sobre “Análisis y exposición por grupos de técnicas y herramientas en apoyo a la IAP”, algunas de las cuales son: 1) el taller de contexto, que aporta elementos para la ubicación; 2) el sociográma que busca relaciones entre hechos; 3) la técnica del tetralema, que trabaja contrastes para la solución de conflictos; 4) la visualización gráfica, que informa en “una mirada” y 5) el flujograma, que apoya en la priorización de problemas y definición de estrategias para solucionarlos. De igual forma se revisaron las características de diversos tipos de taller participativo y se revisó la forma de aterrizar el análisis en un Plan de Acción Integral (PAI)

Ángel Calle Collado

Dentro del Curso Metodologías Agroecológicas, coordinado por Ángel Calle Collado, este profesor hizo la presentación “Métodos cualitativos y cuantitativos en la investigación Agroecológica” de la cual tampoco conservamos copia, ni la encontré incorporada en los materiales del CampusVirtual UNIA. Lo que si conservamos son dos pequeños videos con aspectos de la presentación de Ángel y una práctica de entrevista que él hace con el compañero Antonio Gutiérrez, los cuales se incorporan en este post.

Aspectos de la presentación del profesor Ángel Calle. 

Joao Carlos Costa Gomes.

El profesor Costa Gomes hizo dos presentaciones. “Fundamentos epistemológicos para la investigación en Agroecología” e “Investigación participativa, el caso de EMBRAPA Brasil”; de los cuales se anexa copia en este post, comentado que ambos están escritos en portugués; siendo Costa Gomes quién trata con mas detalle lo que él denomina  debates contemporáneos sobre la ciencia, y destaca el planteamiento Agroecolgógico de la necesaria vinculación epistemológica entre ciencia y experiencia específica en el manejo y transformación de los recursos naturales con fines agrarios.

Aspectos de la presentación del profesor Costa Gomes

 

José Taberner Guasp

El profesor Taberner trató los temas: Epistemología: ciencia, métodos y técnicas y Noción de ciencia. De cuyas presentaciones no se conservó copia. Anexo documentos relacionados con el programa de su plática así como el relacionado con Epistemología: ciencia, métodos y técnicas en donde hace una revisión de las tendencias centrales de la Filosofía de la Ciencia.

Aspectos de la presentación del profesor Taberner.

 

Metodologías Agroecológicas.

Entre los días 2 al 6 de febrero se llevó a cabo el Curso Metodologías Agroecológicas con la participación de José Taberner Guasp, Joao Carlos Costa Gomes, Ángel Calle Collado, Martha Soler Montiel y Mamen Cuellar Padilla.

En este curso de trató de nuevo el tema de las tendencias centrales de la Filosofía de la Ciencia, con énfasis en la Epistemología como concepto tanto científico como “natural”, que lleva a los debates contemporáneos sobre la ciencia, en la que se plantea una “nueva alianza” entre el hombre y la naturaleza, la pertinencia de paradigmas mas flexibles en la ciencia y para el caso de las actividades agrarias, la necesaria vinculación entre el conocimiento científico y la experiencia cotidiana, con la participación de los implicados.

Se dio especial énfasis al concepto Investigación Acción Participativa (IAP) entendida más como praxis política de trasformación de realidades que como un instrumento para profundizar en la comprensión de los procesos agrarios.

A partir de este punto en adelante, cambiaré la forma de elaborar los post de este blog, dando preferencia a cargar en ellos las presentaciones por profesor, así como los videos y fotografías que los ilustran, y en su caso, incorporaré los documentos mas destacados aportados por los profesores; ello con el fin de salir con la totalidad de los cursos del Máster de Agroecología en septiembre y facilitar su acceso en los meses de mayor actividad en la elaboración de la tesis, programada para entrega en segunda convocatoria para el día 01 de diciembre de 2009.

¿Hasta que punto persisten sistemas de producción agrícola tradicional en España?

Los días 28 y 29 de enero recorrimos con Rufino Acosta Naranjo de la Universidad de Sevilla la Sierra de Tentudía en la Provincia de Badajoz, al sur de la comunidad autónoma de Extremadura en los limites con Andalucía, con el fin de tener una aproximación directa con los agroecosistemas tradicionales de la comarca de Tentudía, y en especial conocer el agroecosistema de dehesa y la ganadería extensiva que en este se produce, especialmente la de cerdo ibérico, con visitas a Monesterio y Pallares.

La dehesa en España ocupa aproximadamente un 7 % de la superficie nacional, con algunos 3.5 millones de hectáreas. En dicho agroecosistema, tuvimos oportunidad de observar en varias fincas la práctica de poda de rejuvenecimiento de la encina (Quercus ilex), que se hace aproximadamente cada 8 años con el fin de incrementar la producción de bellotas para consumo del cerdo ibérico bajo pastoreo, de las que se alimenta en alguna proporción durante su ciclo de vida; fase del ciclo productivo del ibérico denominada de montanera, en la que consume exclusivamente bellotas y hierba. En específico y relacionado con la poda de la encina, observamos que se hace en ramas de menos de 12 cm, las que usan para diversos fines, entre ellos la producción de “picón”, pequeños trozos usado como combustible doméstico para calefacción.

El agroecosistema de dehesa y la ganadería extensiva del cerdo ibérico que en él se hace son una tradición artesanal de siglos, según lo comenta Luz Sánchez Mellado (2008) en el blog “Condumios y mas…”, en donde las especies están perfectamente acopladas, forjando un paciente proceso que conduce a obtener el preciado y caro jamón veteado con denominación de origen: Dehesa de Extremadura, Guijuelo o de Huelva.

Desde su nacimiento hasta el verano, en la mayoría de los casos, el puerco se mantiene a raya de peso esquilmando la vegetación a cielo abierto y con pienso compuesto, para ser incorporado en la montanera durante los meses de octubre a febrero, durante los cuales consume diario entre 8 y 10 kg de bellota que liberan las encinas y que para obtener camina entre 5 y 6 km por día; siendo necesaria una superficie por puerco de aproximadamente 0.6 a 1.0 ha.

Con este consumo cada puerco engorda entre 600 gramos a 1 kg diario, debiendo incrementar en la montanera un 60 % del peso con el que entró para obtener la categoría de “guarro de bellota” (Sánchez 2008). Esta forma de consumir abundantes carbohidratos en un período corto de tiempo, hace que los músculos del cerdo no resistan la acumulación de grasa y se rompan los paquetes musculares; mezclándose esta con la carne magra produciendo el preciado veteado característico del jamón ibérico (Sánchez 2008).

Posterior al proceso productivo en campo, viene la fase de sacrificio, despiece, salado y estabilización de los perniles, en reposo por 1.5 a 2 años en bodegas a baja temperatura, en las cuales entran piezas de aproximadamente 10 kg y terminan después del proceso con un peso aproximado de 7 kg cuyo valor en el mercado alcanza hasta 20, 50 o 90 euros por kg, dependiendo de la proporción de bellota con la que hayan sido alimentados durante su ciclo de vida.

En la localidad de Monesterio visitamos también el Centro de Interpretación de la Naturaleza, en el cual se hace una síntesis con fines educativos de los diversos ecosistemas que conforman la Sierra de Tentudía y sobre los procesos productivos tradicionales que en ellos se encuentran.

Además de la dehesa, se hicieron recorridos a la transición de sierra con “tierras calmas” en el parteaguas del río Guadalquivir, a Calera de León y Cabeza La Vaca, para observar agroecosistemas tradicionales de olivar, higueral, castañares, vid y robledales; destacando la diversidad de hatos ganaderos principalmente de borregos y caprinos.

En Calera de León se visitó el Conventual Santiaguista de la Virgen de Tentudía, en donde se revisaron aspectos históricos del papel que jugó la Orden de Santiago en la recuperación del territorio español en manos de los árabes.

La dehesa en la Sierra de Tentudía

Sierra de Tentudía y el Conventual Santiaguista

¿Cómo respondieron las unidades de producción agrícola holandesas a la promoción del desarrollo rural?

Dentro del Curso sobre las Bases Sociológicas y Antropológicas de la Agricultura, Jan Douwe van der Ploeg de la Universidad de Wageningen de Holanda, presentó los días 26 y 27 de enero las conferencias: “Estilos agrarios para hacer agricultura ligados con el paisaje” y “El imperio y el campesinado”; ambas referidas al contexto europeo de las últimas décadas y holandés en particular.

Respecto al proceso de promoción del desarrollo rural promovido en Holanda a partir del año 1957, e intensificado desde 1969 dentro del Plan Europeo de Desarrollo, plantea Jan Douwe que la política agraria tenía una expectativa esperada de finca optima, alcanzada a través del incremento de escala y la intensificación en las unidades de producción, de forma que el crédito y todos los servicios iban en función de dicho óptimo, con lo cual se preveía que la totalidad de la fincas diesen el salto de manera sincronizada hacia un estilo agrario.

Sin embargo, entre 1969 y 1981, se observó que las trayectorias empíricas de desarrollo de las fincas conjugaron múltiples estilos agrarios, dependiendo estos de: 1. el repertorio cultural específico del cual partía cada una de ellas; 2. el patrón específico de relaciones técnicas, económicas y sociales dentro de la granja; 3. el patrón específico de interrelaciones con los mercados y proveedores de tecnología (el juego específico de transacción y los costos gobernantes); 4. las respuestas específica a las políticas agrarias, y cada vez más, a los Imperios de Alimentos. De esta forma entonces, los estilos agrarios se diferenciaron marcadamente con agricultores de vanguardia en un extremo y campesinos en el otro.

Como contraparte, narra Jan Douwe la forma como se conjugó la región de Umbría como el corazón verde de Italia, teniendo como eje la cría de ganado autóctono de la raza Chianina en el monte Subasio, cuyo precio se vio altamente incrementado ante la presencia en el ganado comercial de la enfermedad degenerativa del sistema nervioso central de los bovinos detectada en 1986, conocida como enfermedad de las vacas locas (Encefalopatía Espongiforme Bovina) que puede ser transmitida al humano mediante el consumo de animales infectados y que conmocionó al mercado europeo de la carne en 1996 y lo sigue haciendo en la actualidad al reconocerse que el agente causal estuvo relacionado con la alimentación suplementaria al ganado y que su diseminación fuera de Europa, aunque insignificante, es creciente.

Jan Douwe supone que la explicación del “milagro” de Umbría está en: 1. la resistencia campesina; 2. la cultura alimenticia con anhelo de calidad; 3. la autoridad regional; 4. la integración de lo local; 5. la adaptación de la política europea a lo local; 6. la ciencia global pero enfocada cada vez mas en la especificidad.

De donde podría concluirse que es mas pertinente reforzar las soluciones autogestivas consolidadas para la baja aptitud, en lugar de intensificar estrategias para la alta aptitud a través de la irrupción de los procesos de la naturaleza.

En su segunda presentación Jan Douwe van der Ploeg explica la tendencia de crecimiento de la producción lechera en Holanda, y refiere que después de la segunda guerra mundial mantuvo un crecimiento continuo hasta la década de los ochenta donde se estabilizó, hasta llegar a un punto en el que actualmente hay crecientes pérdidas, y no es posible seguir incrementado el nivel de escala, por lo cual la tendencia actual es a la reducción de los costos de producción; pues se aprecia un mayor nivel de subsistencia en el pequeño ganadero que en el grande.

Refiere como las regulaciones del Estado en relación con la producción de leche han crecido, administradas por lo que se conoce como “La vaca global”, en una especie de “cárcel tipo panopticum” bajo la lógica de la autodisciplina al no saber en que momento estas siendo observado por el Estado, lo cual dice, es producto de haber puesto como elemento central de intensificación a la vaca y no el entendimiento holístico del sistema en su conjunto.

Refiere también que el único sector de la economía holandesa que mantiene un creciente valor agregado es la industria alimenticia, cuya emergencia como imperio crece y deja afuera de la producción lechera a un mayor número de ganaderos a la vez que contribuye a la degradación alimentaria.

Supone que la forma de enfrentar estas amenaza por parte de los pequeños productores gira en torno a construir resistencias, sinergias y superioridades; lo cual implicaría: 1. trabajar en modelos multidimensionales en cuanto a niveles y actores; 2. usar las ventajas que ofrece la heterogeneidad; 3. moldearse a las ventajas naturales y sociales; 4. explorar las tendencias y contratendencias; y 5. vincularse a bolsas prometedoras.

Aspectos de las presentaciones del profesor Jan Douwe